•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

EE.UU. creció a un ritmo anualizado del 3.7% entre abril y junio, según la segunda revisión del Producto Interior Bruto (PIB) publicada ayer, que da a los mercados un respiro tras las dudas sobre China y que permitiría justificar una pronta subida de tipos de interés de la Reserva Federal.

El Departamento de Comercio realizó una inesperada revisión al alza de la primera estimación del PIB, que había situado en el 2.3%, por la mejora de la mayoría de los apartados que impulsan la actividad económica de Estados Unidos.

El sólido crecimiento revisado de la primera economía mundial se da tras un moderado avance de solo un 0.6% en los tres primeros meses del año y en un momento de incertidumbre en los mercados bursátiles por las dudas sobre la estabilidad de China.

El Departamento de Comercio revisó al alza el consumo, la inversión fija de capital, el gasto público y las exportaciones, lo que permite una mejora del optimismo poco antes que el Comité del Mercado Abierto de la  Reserva Federal (Fed) decida en septiembre si sube los tipos de interés, cercanos a cero desde finales de 2008.

El gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios de la actividad económica del país, pasó del 2.9% a calcularse en el 3.1%.

Avances

Este segundo trimestre del año muestra una importante mejora en apartados como las inversiones fijas de capital y especialmente en estructuras (oficinas e instalaciones), actualizada al alza hasta el 3.1%, y compensando el retroceso del 7.4% del primer trimestre.

El Gobierno destacó que tanto las exportaciones como las importaciones mejoraron en el segundo trimestre, mientras que el gasto público tuvo un papel clave en la actualización al alza, al pasar de retroceder una décima en el primer trimestre a ser revisado hasta el 2.6% entre abril y junio.

La medida de los precios derivada del dato del PIB, observada de cerca por la Fed para establecer su política monetaria, se mantuvo sin cambios en la segunda actualización del segundo trimestre, en el 2.2 %, en línea con el objetivo del banco emisor.

Pese a los buenos datos, el nuevo informe del PIB muestra un aumento de los inventarios, lo que adelanta que parte del crecimiento llegó por una necesidad de llenar almacenes y podría no permitir un crecimiento económico sostenido a este ritmo.

Satisfacción

La Casa Blanca se apresuró en celebrar los resultados de crecimiento del PIB para pedir acuerdos presupuestarios y fiscales en el Congreso, dominado por la oposición republicana.

“En este momento en la economía global es esencial que sigamos haciendo todo lo posible para mantener la marcha de la economía, sobre todo evitando las divisiones en política fiscal o la austeridad innecesaria”, indicó en un comunicado el jefe de los asesores económicos de la Casa Blanca, Jason Furman.

Wall Street recibió los datos de crecimiento económico del segundo trimestre con subidas, tras una semana de retrocesos empujados por la devaluación del yuan y la bajada de tipos de interés en China, que ponen en duda la marcha de la recuperación global.

La economía estadounidense cerró 2014 con un crecimiento del 2.2%, tras haber experimentado entre abril y septiembre su mayor semestre de expansión desde mediados de 2003.

La Fed espera que este año el PIB estadounidense cierre entre el 1.8 y el 2%, mientras que el desempleo que en julio fue del 5.3%, se mantenga, y que la inflación que sigue siendo débil, no supere el 1%. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus