•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua una persona consume 80 litros de leche al año, un promedio muy bajo en comparación con otros países de la región y que  productores y distribuidores del producto consideran un problema que urge una solución. A nivel internacional, este sector enfrenta otros inconvenientes --como la estrepitosa caída en los precios-- que pueden ser superados a corto plazo, según Ariel Londinsky, secretario ejecutivo de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale). 

El consumo de leche anual por habitante en el mundo crece en dos litros, según la Fepale, pero en este momento el sector lechero necesita el apoyo de los gobiernos de los distintos países. Según el experto, a pesar de los obstáculos América Latina está creciendo en producción y está lista para dar cobertura a la demanda de este producto. 

¿Cuáles son los principales problemas que enfrenta el sector lechero actualmente?
El sector lechero está enfrentando a nivel internacional y a nivel regional un problema de precios, los precios internacionales de la leche se han derrumbado en el último año y estamos en mínimos históricos de precios, entonces estamos ante una situación cíclica de precios altos y bajos.

¿A qué se debe la caída drástica en el precio de este producto?
Se debe a dos factores, por un lado los dos grandes compradores de leche a nivel internacional, como los son China y Rusia, que se han retraído en sus compras. China por la situación económica interna, y Rusia por el embargo que se le ha aplicado por la situación en Ucrania a Estados Unidos, Europa y Oceanía… el otro factor es que también en las mayores regiones productoras de leche se ha dado un aumento en la producción por situaciones puntuales en cada una, es decir entonces que ha habido un exceso de oferta y una falta de demanda al mismo tiempo, lo cual ha hecho caer los precios. 

¿En cuánto está el precio en este momento y cuánto ha bajado?
El precio internacional de la leche durante el año 2013 alcanzó también un récord alto de 5,200 dólares la tonelada de leche en polvo, actualmente estamos en los 1,800 dólares. Entonces un año y medio después hubo un derrumbe tan agudo de los precios, lo que nos lleva a recomendar a los gobiernos a que tomen medidas para mantener a la cadena de valor de la leche funcionando en los diferentes países.

¿La sequía ha sido un factor en los precios de la leche?
La sequía o los eventos climáticos en general impactan localmente, entonces naturalmente un evento de sequía va a afectar nuestros sistemas de producción de leche, donde tenemos una dependencia de las facturas muy importantes, pero todo eso no puede preverse, pero sí los productores deberían de estar preparados para enfrentar, de alguna manera, estas situaciones climáticas porque lo que sabemos es que van a ser más frecuentes y van a ser más agudas.

¿Ante estos eventos naturales, los productores acceden a seguros agropecuarios?
Son pocos los productores que acceden a este tipo de seguro, no tendría número en cuanto a porcentaje, pero son realmente pocos y es un mecanismo muy interesante para poder enfrentar este tipo de situaciones climáticas, especialmente por lo impredecible que son, entonces si yo tengo en parte un seguro agropecuario frente a estas situaciones, voy a estar cubierto y no voy a quedar desprotegido.   

¿Qué medidas específicas recomiendan a los gobiernos que apliquen en beneficio de los lecheros?
En cada país es diferente, pero como ejemplo en algunos países se han tomado medidas crediticias, se han tomado medidas de exoneraciones de impuestos, se han tomado estímulos a la producción, se han tomado medidas de mediano plazo como la inclusión de leche en los programas de alimentación escolar para asegurar la colocación de los lácteos, la apertura de mercados, etcétera.

¿En el caso de Nicaragua usted maneja cuál es la situación de este sector?
Veo que el sector lechero es pujante, con productores muy bien organizados a través de lo que es Canislac (Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo), las empresas industrializadoras están aplicando buenas tecnologías, se están adaptando a lo que son las necesidades del consumidor. El sector está cohesionado, lo que yo recomendaría fuertemente es una mayor promoción al consumo de la leche. 

¿Cuáles son las expectativas de este sector para el próximo año?
Tenemos la expectativa que los precios van a mejorar. El mundo sigue demandando leche, el mundo sigue creciendo, el consumo de leche a nivel internacional sigue creciendo y es una tendencia que no va a cambiar seguramente, y alguien tiene que proveer de toda esta leche. En ese sentido América Latina está muy bien preparado para proveer de leche al mundo, es una de las regiones que más crece en la producción de leche, por eso insisto en que los gobiernos en los momentos de crisis tienen que apoyar al sector, porque hay que mirar a mediano y a largo plazo y la cadena de valor de la leche va a ser uno de los engranajes indispensables de nuestra economía.

¿Quién es?

Ariel Londinsky, médico veterinario

Realizó estudios en especialización en lechería en España e Israel. Trabajó como docente en una universidad de Uruguay. Coordinó el Programa Interorganizacional de Capacitación para el Sector Agropecuario de América Latina en el Instituto Internacional de Cooperación para la Agricultura (IICA) y actualmente labora, desde hace 12 años, como secretario ejecutivo de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus