•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 200 pequeños productores de la zona seca del municipio de Santa Lucía, Boaco, que comprende las comunidades; La Concepción, Los Rastrojos, Santo Domingo, El Riego, caserío Los Centenos, Quebrada de Agua y El Jicaral,  resultaron afectados porque no obtuvieron producción  de frijoles de primera.

Bayardo Guzmán, productor de la zona, indicó que debido al cambio climático, los que lograron sembrar en seco a partir del 15 de mayo, al caer las primeras lluvias, el frijol que sembraron germinó y se desarrolló, en algunas comarcas.

En cambio, el 70%  de los productores que sembró  después que nació  la  hierba,  para luego hacer  la limpieza del terreno con insumos,  tuvieron  bajos rendimientos, hasta de tres  quintales por manzana, explicó Guzmán.

“En Santo Domingo, El Riego y Los Rastrojos, allí el 100% de los productores no tuvieron cosecha, y ni los camagüas  pudieron probar”, lamentó.

En primera se siembran alrededor de 1,200 manzanas de frijoles, pero este año solo 800 se lograron sembrar, por el riesgo del cambio climático. “Muchos productores están buscando nuevas alternativas de producción, como las hortalizas, el sorgo blanco, que es más resistente y el maíz de riego”, apuntó el productor.

Roger Mairena, presidente municipal  de la UNAG, en Santa Lucía, señaló que la producción de frijoles, en el presente ciclo de primera, puede andar en unos mil quintales, mayoritariamente para el autoconsumo.

POCA PRODUCCIÓN

El rendimiento del cultivo por manzana, está entre 6 y 8 quintales, donde han habido áreas con rendimientos de hasta 30 quintales por manzana, resaltó el también presidente de la cooperativa 10 de mayo.

Destacó que de las 300 manzanas de frijoles que como cooperativa establecieron, 100 se vieron afectadas y de las otras 200 “vamos a sacar para cubrir los gastos”, aseguró.

Pese a los bajos rendimientos de este año, el dirigente expresó que el año pasado la cosecha de frijoles fue mucho más crítica, “hubo comunidades donde no se cosechó nada y la producción fue de  apenas 200 quintales, otros solo un puñito sacaron para la comida”, subrayó Mairena.

Manifestó, que la siembra de postrera en el municipio está dudosa porque hay zonas donde no ha llovido y algunos productores buscarán otras zonas para sembrar con semilla prestada.

Actualmente los comerciantes están acopiando la poca cantidad de grano, pagando  C$1,200.00 y  C$1,500.00 , por quintal de frijol rojo.
Guzmán reflexionó,  que cada día la población va creciendo, hay más demanda de alimentos y la producción va bajando, porque los que producen comida son golpeados por el cambio climático y los altos precios de los insumos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus