•   Santo Domingo, República Dominicana  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha establecido que República Dominicana está libre de la enfermedad de influenza aviar, lo que permitirá al país conquistar nuevos mercados internacionales y duplicar la producción nacional de pollos y huevos.

El ministro dominicano de Agricultura, Ángel Estévez, acompañado por la directora de Sanidad Animal y delegada del país ante la OIE, Lissette Gómez, y por el director general de Ganadería, Bolívar Toribio, presentaron en rueda de prensa los datos publicados en el boletín 2015-2 de la organización sanitaria el pasado mes de mayo.

Tomando en cuenta la información antes presentada por el país y después de un período superior a 70 meses desde el cierre del último caso (26 de febrero de 2009), la delegada ante la OIE declara libre de influenza aviar a República Dominicana a partir del 26 de febrero de 2015, explica el documento sanitario, en virtud del capítulo 10.4 del Código Sanitario para los Animales Terrestres (edición 2014).

Durante el anuncio, Estévez dijo que las autoridades dominicanas continuarán dando pasos firmes para lograr avances significativos en materia de sanidad animal, hasta lograr colocar la pecuaria nacional al más alto nivel.

El subsector avícola mantiene un ritmo constante de crecimiento y contribuye de manera dinámica a la economía nacional”.  Ángel Estévez, ministro dominicano de Agricultura.

La autodeclaración del país libre de la influenza aviar es una muestra de que el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, cumple con su promesa de colocar la producción agropecuaria nacional como uno de los tres pilares fundamentales para el desarrollo económico del país.

Inocuidad

Aseguró, además, que desde su designación al frente de Agricultura, su prioridad ha sido la sanidad animal y vegetal de todo el país y la inocuidad agroalimentaria, para que los productores puedan tener ingresos óptimos y que los dominicanos y extranjeros reciban alimentos inocuos y sanos. “El subsector avícola mantiene un ritmo constante de crecimiento y contribuye de manera dinámica a la economía nacional”, destacó el ministro.

Los eventos sanitarios de los últimos años indican que estaban dadas todas las condiciones para declarar al país libre de influenza aviar, pues en más de 9,000 pruebas rutinarias realizadas, no se detectó ningún caso positivo de la enfermedad.

Además, el Ministerio de Agricultura creó el Programa de Vigilancia Epidemiológica para enfermedades de las aves, a través del cual se realizó un muestreo nacional, científicamente diseñado para dejar constancia, con registros, de la ausencia del virus de influenza aviar, y que sirviera para que los organismos internacionales como la OIE pudieran confirmar y validar que el país tiene controlada la situación sanitaria en aves.

Vigilancia continua

El país dispone desde 2006 de un sistema de vigilancia continua basado en la notificación obligatoria para la detección temprana de enfermedades de las aves, un sistema de respuesta ante situaciones de emergencia zoosanitaria y capacidad diagnóstica para la identificación del virus.

Para estas actividades, la Dirección General de Ganadería cuenta con 46 médicos veterinarios y 50 auxiliares veterinarios, entrenados en la toma y transporte de muestras.

Lo más importante de esto es que existe un potencial en el área avícola que prácticamente permitirá duplicar los 15 millones de pollos que se producen mensualmente.

Si se logran nuevos mercados internacionales, se podría duplicar la producción, porque existen los galpones o capacidad instalada suficiente para alcanzar esa meta, ya que se reduciría considerablemente el costo de producción.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus