•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo que están atentos a las afectaciones que pueda tener el sector productivo por la sequía que afecta al país, pero señaló que no ve necesario una declaración de emergencia como sí lo han hecho otros países de la región, en este caso Honduras.

“El viernes estuve sobrevolando las áreas donde están los principales focos de sequía, principalmente en León y Chinandega. Logramos constatar que sí habrá afectación, sobre todo en la caña de azúcar, maní, ganadería y arroz, pero aún no hay necesidad de declarar una emergencia por la sequía”, indicó Aguerri.

Señaló que si llueve a partir de esta semana, las afectaciones andarían entre un 10 y 20% en esos cultivos; no obstante, advirtió que si a finales de septiembre la sequía sigue igual, las afectaciones serían mucho mayores.

En Costa Rica, Guatemala y Honduras, los gobiernos han declarado situaciones de emergencia en las zonas más afectadas por la actual sequía, que está causando graves daños a la agricultura y la ganadería.

El dirigente de la cúpula empresarial aseveró que ellos le están dando seguimiento a la producción agropecuaria del país y que han estado conversando con los diferentes sectores productivos. “Los productores de arroz tendrán pérdidas, pero hay reservas suficientes y no habrá necesidad de importar, no así los productores hondureños que ya señalaron la necesidad de importar ese producto”, explicó el presidente del Cosep.

El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, expresó la semana pasada que no ven la necesidad de declarar un estado de emergencia debido a la sequía.

“No vemos, hasta ahora como se ha dicho, la necesidad de declarar un estado de emergencia y esa es una decisión de Gobierno de hacerlo o no, pero no se vislumbra ese problema”, manifestó Reyes durante la presentación del II Informe de Coyuntura Económica de Funides.

Nuevo salario mínimo

El líder de la cúpula empresarial explicó ayer que ya han avisado a todas sus empresas para que a partir del 15 de septiembre empiecen a ajustar el nuevo salario mínimo a sus empleados.

“Hoy (ayer) entró en vigencia la nueva tabla del salario mínimo que va del 1 de septiembre al 28 de febrero. Estamos avisando a todas nuestras empresas que a partir de este mes tienen que ajustar el salario; esto es parte de los procesos de negociación y Cosep ha sido respetuoso con la ley”, declaró Aguerri.

El salario mínimo lo reciben más de 100,000 trabajadores y subió a partir de ayer entre 4.9 y 5.74%. El primer aumento se aplicó el pasado 1 de marzo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus