•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Unión Europea (UE) y Cuba se acercan a la conclusión de los capítulos relacionados con la cooperación y la economía del primer acuerdo bilateral que negocian, pero aún mantienen diferencias en “asuntos sensibles” como los derechos humanos, indicaron ayer fuentes comunitarias.

“Las áreas más sustanciales que quedan pendientes tienen que ver con el diálogo en algunos temas políticos clave, como los derechos humanos”, señalaron las fuentes, para quienes “esto no es una sorpresa”, pues ya sabían que sería un “asunto peliagudo”.

La UE y Cuba celebrarán los días 9 y 10 de septiembre en La Habana la quinta ronda de negociaciones para un acuerdo de diálogo político y de cooperación, que comenzaron a debatir en abril de 2014.

Fuentes europeas afirman que el acercamiento diplomático entre Cuba y Estados Unidos “es muy positivo para la estabilidad en Cuba y en la región”.

Las fuentes europeas afirmaron que en la última ronda de trabajo en junio en Bruselas hubo un “alto grado de convergencia” y esperan “hacer más progresos hacia la finalización de los capítulos de cooperación y asuntos comerciales y económicos”, aunque precisaron que “nada está cerrado” hasta que se concluyan todos los apartados del acuerdo.

Por lo que respecta al diálogo político, las fuentes comunitarias indicaron que la idea es que cubra varias áreas, de manera que “complemente a la cooperación”.

Así, está contemplado en la negociación el diálogo político sobre temas como la cohesión social o asuntos sectoriales, o sobre apartados “sensibles” como los derechos fundamentales.

“Todos ellos están incluidos, en todos ellos tenemos que hacer progresos y ver cómo podemos superar las diferencias y encontrar una plataforma común que nos permita impulsar un nuevo nivel de cooperación entre la UE y Cuba”, declararon, al tiempo que añadieron que “no hay tabúes, todos los temas están sobre la mesa”.

“No hay ningún tema sobre el que la UE o Cuba crean que no puede llegarse a un acuerdo”, agregaron.

A finales de junio la Unión y Cuba participaron en Bruselas en su primera reunión de diálogo sobre derechos humanos para buscar un entendimiento mutuo y se plantearon celebrar contactos de ese tipo una vez al año.

Más rondas

Desde el comienzo de la negociación del acuerdo, la UE ha subrayado la importancia que concede a los derechos humanos y, según fuentes comunitarias, el texto que se cierre con La Habana incluirá cláusulas de salvaguarda al respecto.

El pacto podría sustituir así a la llamada “posición común” de la UE hacia Cuba, una política restrictiva impuesta en 1996, que condiciona las relaciones con la isla a avances democráticos y en materia de derechos humanos.

Las fuentes europeas aseguraron que la de la semana próxima “no será la última ronda”, pero consideraron que los trabajos preparatorios indican que “deberíamos hacer buenos progresos”, de manera que “tras esta ronda empecemos a buscar un escenario para ver cómo podemos progresar hacia la finalización del acuerdo”.

Al margen de los pilares sobre diálogo político, cooperación y economía del acuerdo, señalaron que también será necesario abordar el preámbulo del mismo y sus provisiones institucionales --las estructuras para el futuro diálogo y cooperación--, y previeron que habrá un “primer intercambio de puntos de vista” en esta ronda.

“Este es un acuerdo marco, una plataforma para comprometernos más activamente con Cuba”, dijeron, y apuntaron que “no impone condiciones sino que incluye objetivos y acciones”.

Además, recordaron que no se trata de un acuerdo de comercio preferencial ni ofrece ni busca concesiones en ese ámbito, sino que “más bien busca consolidar el marco para una interacción económica” o la facilitación comercial.

Sobre el acercamiento diplomático entre Cuba y Estados Unidos, las fuentes europeas insistieron en que “es muy positivo para la estabilidad en Cuba y en la región”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus