•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Existen al menos “diecinueve factores críticos” que dificultan la internacionalización de las empresas nicaragüenses, es decir que obstaculizan que estas puedan vender sus productos en el exterior.

A esa conclusión llegó la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), que hizo un diagnóstico sobre esos factores, encontrando que los principales en orden de importancia son: el empaque y etiquetado, la responsabilidad social, la diferenciación de productos, las políticas de calidad y la adaptación de los productos al mercado externo.

Azucena Castillo, gerente general de APEN, explicó que varios de esos factores están dentro de las exigencias de cualquier TLC, incluyendo el tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, conocido como DR-Cafta.

Por ejemplo, en relación con la adaptación de los productos a los mercados externos, Castillo dijo que “a lo mejor las empresas nuestras tienen un buen producto para nosotros, para Costa Rica o Guatemala, pero no para el mercado estadounidense”.

Investigación

Algunos de los “factores críticos” encontrados por APEN en el camino de las pymes, que buscan la internacionalización, no son extraños para Blanca Callejas Arrieta, gerente general de Jaleas Callejas.

Callejas Arrieta opina que uno de los principales problemas que interfieren en la internacionalización de las pymes es la falta de investigación y desarrollo. Ese aspecto, según la empresaria, es muy importante para darles mayor vida útil a los productos, sobre todo aquellos de carácter alimenticios o bebidas.

Otro de los grandes problemas en el país, al que Jaleas Callejas se ha enfrentado es el de la falta de empaques, mencionó Callejas Arrieta.

“El tema de los empaques es uno de los grandes problemas que tenemos en este país. Tenemos que estar buscando dónde comprar el empaque adecuado y muchas veces no internacionalizamos productos por la carencia de estos, de manera que se garanticen la seguridad, calidad y presentación”, explicó la empresaria.

Agregó que para las pymes es más complicado, debido a que el precio de los empaques es muy elevado.

Callejas manifestó que el obstáculo del empaque ni siquiera le permite sustituir importaciones, porque no puede competir con otros productos foráneos que tienen esa ventaja competitiva y están en los grandes supermercados del país, como PriceSmart.

Azucena Castillo también destacó la debilidad financiera de las empresas, uno de los factores críticos analizados. “Hay una gran debilidad, porque hay empresas que no pueden invertir”, advirtió.

Según APEN, en el 2014 había 1,364 empresas exportadoras inscritas en el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), de las cuales el 96% son pequeñas y medianas empresas con ventas al exterior menores a los US$2 millones.

DEBILIDADES

APEN encuentra una irregularidad en la distribución de la matriz exportadora nicaragüense, ya que la mayor parte de las ventas al exterior se encuentra concentrada en pocos exportadores, cuando existe un gran número de pequeños y medianos productores con obstáculos para externalizarse.

De acuerdo con la organización, solo cuatro empresas tienen exportaciones mayores a US$100 millones; otras 20 empresas son las responsables de ventas al exterior con montos de entre US$20 millones y US$100 millones; 25 empresas tienen exportaciones con montos de entre US$2 millones y US$20 millones; y solo 1,313 pequeñas y medianas empresas tienen exportaciones que van entre US$1,000 y US$2,000.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus