•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fed abrió este miércoles una reunión de dos días para evaluar un histórico aumento de los intereses en Estados Unidos en medio de un clamor global para que sea cautelosa ante tantas incertidumbres económicas en el mundo.

El Banco Mundial (BM) alertó a los países en desarrollo a prepararse para enfrentar turbulencias en el mercado de capitales y en las monedas, mientras la OCDE demandó prudencia a la Fed y le pidió transparencia y claridad en cualquier decisión que tome.

La mayoría de los analistas vislumbra que la Reserva Federal (Fed) volverá a aplazar el aumento de la tasa de interés, la cual está casi en 0% desde la crisis de 2008 y ha hecho que el dólar barato inundara al mundo.

Un posible incremento de 0.25%, que es lo que se especula, represen-taría un cambio trascendente en la política monetaria aplicada desde la recesión de 2008-2009.

El crecimiento de Estados Unidos es sólido, pero la inflación es débil y eso, junto con las recientes turbulencias en los mercados causadas por China, hará que la Fed “mantenga incambiadas las tasas en la reunión de esta semana”, dijo Harm Bandholz, de UniCredit.

La Fed, organismo rector de la política monetaria de la primera economía mundial, no sube las tasas desde hace más de nueve años.

Un posible incremento de 0.25%, que es lo que se especula, representaría un cambio trascendente en la política monetaria aplicada desde la recesión de 2008-2009.

Ese incremento sería el primero de una serie que conduciría a una tasa de alrededor de 3% en dos años y que es considerada como “normal”.

Pero ese aumento encarecería el dólar y aumentaría el costo del crédito en todo el mundo.

La Fed anunciará la decisión de su comité de política económica (FOMC) el jueves a las 18H00 GMT. Inmediatamente después que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, la explicara ante la prensa. Sus palabras son esperadas por los mercados con la misma ansiedad que la propia decisión.

“Tormenta perfecta”

La economía estadounidense, con un desempleo de 5.1% y un moderado crecimiento, ya estaría lo suficientemente firme como para aumentar las tasas.

No obstante, para muchos economistas el enlentecimiento de la economía mundial, particularmente de China, apareja riesgos para Estados Unidos y eso, con tasas de interés más altas, podría ser negativo.

El Banco Mundial (BM) advirtió el martes que una política monetaria con tasas mayores formaría una “tormenta perfecta” que azotaría a los países en desarrollo.

“Dados los riesgos sustanciales, (estos países) harían bien en abrochar sus cinturones en caso de que el camino se vuelva lleno de baches”, indicó Carlos Arteta, economista del grupo de perspectivas del BM.

Este miércoles la OCDE, entidad que agrupa a 34 países con economías en su mayoría avanzadas, entre ellos Chile, México y España, dijo que el vigor de Estados Unidos “garantiza un camino al alza de los intereses”.

“El momento de la primera alza es de importancia secundaria en comparación con el ritmo de aumento. Una comunicación clara de ese ritmo ayudará a minimizar la volatilidad del mercado financiero”, dijo la OCDE.

Incluso, tras padecer sustanciales turbulencias y fugas de capitales, varios líderes de mercados emergentes han pedido a la Fed que ponga fin al suspenso y suba de una vez las tasas.

Sin embargo la Fed también deberá tomar en cuenta que un inesperado enlentecimiento de la economía de Estados Unidos la obligue a dar marcha atrás y eso minaría su credibilidad.

El índice de inflación, divulgado el miércoles, mostró que el crecimiento de los precios es muy débil.

Empero, advirtió Chris Low, de la firma FTN Financial, “mientras muchos pensamos que la inflación es muy débil, y probablemente seguirá así, muchos miembros del FOMC están en absoluto desacuerdo”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus