•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Reserva Federal (Fed) optó este jueves por mantener intactas sus casi nulas tasas de interés para poner a Estados Unidos a resguardo de las incertidumbres económicas generadas en los países emergentes.

La presidenta de la Fed Janet Yellen dijo que Estados Unidos sigue creciendo moderadamente y que las tasas podrían ser aumentadas a fin de año.

No obstante, el comité de política monetaria de la Fed (FOMC) puso la mira en las dificultades de China y otros emergentes.

"Gran parte de nuestra atención estuvo en los riesgos en torno a China, pero no solo en China sino en los mercados emergentes en general y en cómo esos riesgos podrían recaer sobre Estados Unidos", dijo Yellen a los periodistas tras la reunión.

Yellen dijo que la Fed tomó en cuenta una significativa huida de capitales de países emergentes, presiones cambiarias en esos países y preocupaciones sobre su futuro.

"La cuestión es si puede haber o no riesgo de un enlentecimiento aún más abrupto de lo que esperan muchos analistas", dijo.

Los países emergentes, hasta no hace muchos líderes del crecimiento mundial, sufrieron el golpe de una menor demanda china de materias primas. Las especulaciones sobre lo que haría la Fed causaron una salida de capitales ante la perspectiva de que el dólar se tornase más rentable.

En agosto, al agravarse la situación en China, los mercados bursátiles de los emergentes tuvieron un flujo negativo de 8.700 millones de dólares, según un estudio del Instituto Internacional de Finanzas (IIF)

Cerrando meses de especulaciones, la Fed mantuvo sus tipos de interés en el rango de entre 0% y 0,25% que instauró en diciembre de 2008 para sacar de la recesión a la mayor economía del mundo.

Yellen atribuyó la decisión a la incertidumbre mundial.

"El panorama externo parece haberse tornado más incierto. Y las fuertes preocupaciones por el crecimiento de China y otras economías emergentes han conducido a la volatilidad de los mercados", declaró ante periodistas.

Yellen mencionó también la apreciación del dólar y estimó que todos esos factores "podrían frenar la actividad económica de Estados Unidos".

Un miembro del FOMC Jeffrey Lacker, que abogaba por un aumento de un cuarto de punto porcentual, votó en contra.

Yellen dijo lamentar que las permanentes especulaciones sobre lo que haría la Fed hayan contribuido a las turbulencias de los mercados.

"Es una situación desagradable", dijo Yellen. "Somos muy concientes que nuestra decisión de hoy suscitaba un inmenso interés", dijo y añadió: "las decisiones de política monetaria no se toman todos los días".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) le había pedido a la Fed que tuviera paciencia por cuanto un aumento de los intereses podría causarle a los países en desarrollo problemas con sus monedas y fugas de capitales hacia un dólar más fuerte.

El Banco Mundial había pedido a las economías emergentes a que se preparasen para nuevas turbulencias. Tras la degradación de la economía de China, varios países emergentes padecen fugas de capitales, depreciación de monedas y pérdida de valor de sus materias primas. Otros, como Brasil, están, además, en recesión.

Objetivos de la Fed

El objetivo de la Fed es que la inflación, que actualmente es de 0,3% anual, se acerque a 2% a mediano plazo; un nivel que considera sano para la economía de Estados Unidos.

La Fed dio muestras de optimismo por el crecimiento de la economía y el empleo en Estados Unidos este año, pero su pronóstico es más prudente para 2016.

El PIB de Estados Unidos crecerá 2,1% en rimo anual en el último trimestre de 2015, lo que significa un alza desde el 1,9% previsto en junio.

Los datos indican que "la actividad económica se está expandiendo a un ritmo moderado", dice el comunicado del FOMC.

El gasto de los hogares y las inversiones fijas de las empresas han estado creciendo "moderadamente" y el sector de la construcción ha mejorado. No obstante, las exportaciones han sido débiles, añade.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus