•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Wall Street reaccionó ayer  con sentimientos mixtos al anuncio de que no habrá una subida de las tasas de interés, una decisión que, según algunos analistas, prolonga por más tiempo la incertidumbre que reina en el mercado.

La Reserva Federal anunció este jueves que las tasas de interés de referencia seguirán estando entre el 0% y el 0.25%, el nivel en el que están desde fines de 2008, por una serie de señales que recomiendan no aplicar ninguna subida.

Los mercados bursátiles de Nueva York, que durante gran parte de la jornada anduvieron solo pendientes de esta decisión, salieron del letargo solo dos horas antes del cierre, con movimientos tan bruscos que dan cuenta de los sentimientos encontrados.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador, terminó con un descenso del 0.39%. Nada más de conocerse la decisión de la Fed tuvo una brusca caída desde el nivel positivo en el que estaba, tocó el máximo de la sesión poco después y al final terminó en rojo.

Las preocupaciones

Los analistas destacaron la importancia de los efectos de la economía global en la decisión adoptada ayer por la Reserva Federal (Fed), y especialmente la preocupación que persiste sobre China, la segunda economía mundial.

“Hay una preocupación de que un despegue (de las tasas) puede añadir mayor volatilidad al mercado, con consecuencias no deseadas para la amplitud existente de las condiciones del mercado”, afirmó Diane Swonk, economista jefe de la firma de inversión Mesirow.

“Esto resalta la necesidad de ser cautelosos cuando la incertidumbre en los mercados financieros globales de por sí es elevada”, agregó la analista en una primera valoración.

La Fed, en el comunicado, dejó claro que solo subirá las tasas cuando vea que el empleo se recupera más, tras la crisis que estalló en 2008, y cuando esté “razonablemente confiada” en que la inflación se moverá hacia el objetivo del 2%.

Influencia del exterior

Pero también insistió en la necesidad de hacer un estrecho seguimiento de la economía global, y especialmente la influencia que pueda ejercer China, algo que, en Wall Street, levantó preocupación, porque se escapa al control de la Fed y genera incertidumbre.

“Si tanta influencia tiene el exterior, ¿cómo se va a reaccionar más adelante?”, afirmó el analista de la firma Blackrock Jeff Rosenberg al canal financiero CNBC.

Otros analistas coincidieron en que el “tira y afloja”, que desde hace meses protagoniza la Fed, hace que se postergue aún más la decisión sobre las tasas, al margen de que el efecto de una subida se haya absorbido ya o no por el mercado.

Reclamaron a la Fed que sus decisiones se mantengan de acuerdo con las condiciones de la economía de Estados Unidos, que ven en unos niveles suficientemente positivos para no tener que depender de otras ajenas.

“No creo que la economía vaya a ir mejor que ahora”, declaró la expresidenta de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC), Sheila Blair, quien se mostró “muy decepcionada” con la decisión de la Fed de mantener las tasas de interés cerca del 0%.

Pero, como señaló Swonk, “en economía global ya no vale el dicho de Las Vegas (todo lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas)”.

Por lo menos, los analistas coinciden en que está prácticamente descartado que pueda haber una decisión sobre las tasas en la próxima reunión del Comité del Mercado Abierto de la Fed, en octubre próximo, y las apuestas apuntan, como mucho, a la de diciembre.

Pero el efecto de la decisión de la Fed y de las explicaciones que dio después su presidenta, Janet Yellen, dejaron al mercado sin
suficiente tiempo para digerir adecuadamente la información.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus