•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mantenimiento de la tasa de interés en Estados Unidos provocó fuertes caídas en las bolsas, más preocupadas por la incertidumbre sobre la economía mundial que por un eventual endurecimiento del crédito.

La Fed decidió el jueves mantener sin cambios su tasa, alegando que una subida podría afectar a países emergentes que ya enfrentan graves dificultades y, de contragolpe, a la propia economía estadounidense.

Wall Street cerró ayer en fuerte baja influida por la preocupación de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos sobre la economía mundial: el Dow Jones perdió 1.74% y el Nasdaq 1.36%.

El Dow Jones Industrial Average bajó 289.95 puntos a 16.384.79 y el Nasdaq perdió 66.72 puntos para quedar en 4.827.23, según los datos definitivos.

El índice S&P 500 bajó 1.61% a 1.958.08 puntos.

El índice DAX 30 de Fráncfort cayó un 3.06% y el CAC 40 de París un 2.56%, recuperando algo de terreno después de haberse depreciado más de 3.3% por la tarde.

También retrocedió el Footsie 100 de Londres, con una caída de 1.34%, así como el FTSE MIB de Milán que cayó 2.65% y el IBEX 35 de Madrid, que cedió 2.57%.

Analistas dijeron que la decisión de la Fed de mantener intactas las casi nulas tasas de interés de Estados Unidos es preocupante, porque los vientos que castigan a la economía mundial son más fuertes de lo que se pensaba.

Además, la actitud de la Fed, que venía diciendo que el aumento de las tasas estaba cerca, dejó a los inversores desconcertados sobre la política monetaria del organismo.

“Que la Fed no haya subido las tasas prolonga la incertidumbre y al mercado de valores no le gusta la incertidumbre”, comentó Bill Lynch, director de inversiones de la firma Hinsdale Associates.

El anuncio, y sobre todo su justificación, encendieron las alarmas de los mercados.

La economía estadounidense dio señales de buena salud en los últimos meses, y la Fed llegó a considerar que ya era hora de aumentar las tasas, que se hallan en su mínimo histórico, de casi 0%, desde hace nueve años, cuando arreciaba la crisis financiera mundial.

El retroceso

Pero la agravación de la situación en los mercados emergentes, con China en plena desaceleración y Brasil y Rusia en recesión, la hizo recapacitar sobre la pertinencia del momento para hacerlo.

La Fed dio un respiro más que necesario a los banqueros centrales de los mercados emergentes”.  Jonathan Lewis,
de la consultora neoyorquina Samson Capital Advisors LLC.

“Gran parte de nuestra atención se centró en los riesgos en torno a China, pero no solo en China sino en los mercados emergentes en general y en cómo esos riesgos podrían recaer sobre Estados Unidos”, explicó la presidenta de la Fed, Janet Yellen, tras la reunión del organismo.

Un aumento de los tipos en Estados Unidos podría agravar la fuga de capitales, ante la perspectiva de que el dólar se tornase más rentable ante inversiones consideradas de mayor riesgo.

“La Fed dio un respiro más que necesario a los banqueros centrales de los mercados emergentes”, comentó Jonathan Lewis, de la consultora neoyorquina Samson Capital Advisors LLC, en declaraciones a la agencia Bloomberg.

En otra señal de ansiedad, el mercado de obligaciones de Estado, tradicional valor refugio en tiempos de incertidumbre, experimentaba una clara distensión.

Poco antes de las 14H00 GMT, la tasa alemana a 10 años se colocaba en el mercado secundario de deuda a 0.660%, frente a 0.781% el jueves por la noche, las obligaciones de Francia se negociaban a 1.023% (frente a 1.164%), las de España a 1.947% (frente a 2.092%) y las de Estados unidos a 2.150% (frente a 2.190%).

En el mercado cambiario, el euro cedía el viernes algo del terreno ganado durante la jornada frente al dólar a causa de la decisión de la Fed.

Hacia las 16H00 GMT, la moneda única europea se negociaba a 1.1373 dólares, frente a 1.1436 dólares el jueves antes de la medianoche GMT. A las 09H10 GMT, había llegado a cotizarse a 1.1460 dólares, su nivel más elevado en tres semanas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus