•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio de los fertilizantes en Nicaragua y en el resto de Centroamérica está estable, según Orontes Lacayo, presidente de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda).

Según Lacayo, que también es vicegerente de la empresa distribuidora de productos para el agro Rappaccioli McGregor (Ramac), lo que más influye en el precio de los fertilizantes en Nicaragua y el resto del mundo es el movimiento del valor internacional de esos productos, los que son influenciados por los países que más los consumen, como India y China.

Pero, en este momento, sostuvo el presidente de Anifoda, mundialmente no ha habido cambios muy drásticos, es decir que esos países tengan una mayor demanda de fertilizantes.

“Los precios en Nicaragua no han variado gran cosa, ni siquiera comparándolos con los del año pasado”, afirmó Lacayo.

Lo mismo explicó Mario Hanon, gerente general de Formunica, quien mencionó que el precio de los fertilizantes se mueve hacia arriba o hacia abajo por la ley de la oferta y la demanda.

“Eso quiere decir que si se produce demasiada urea en el mundo, baja el precio, porque hay demasiada oferta; pero si los países más demandantes, como la India, incrementan sus compras, el precio sube porque se reduce nuevamente la oferta”, reveló el gerente general de Formunica.

El precio internacional de esos productos, básicos en la agricultura para incrementar los rendimientos productivos, subió en el 2011, pero después de ese año bajaron nuevamente y en la actualidad se mantienen estables, según estadísticas brindadas por la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Por ejemplo, la urea, uno de los fertilizantes más conocidos en el país, alcanzó un valor promedio anual (internacional) de US$420.96 por tonelada en el 2011, el cual bajó a US$316 en el 2014.

Asimismo, el costo promedio de la urea cayó a US$279.65 por tonelada en los primeros 8 meses del 2015, siendo el precio más alto US$319.2 en enero y el más bajo US$253 en mayo.

Nicaragua y el resto de los países de Centroamérica son 100% importadores de fertilizantes, recordó Hanon.

Baja por sequía

Orontes Lacayo, de Anifoda, considera que algunos distribuidores podrían bajar un poco el precio de los distintos fertilizantes en el país por los problemas que se están presentando con el clima. Este año, por el efecto del fenómeno El Niño, Nicaragua vive una de las sequías más fuertes de su historia. Situación similar se presentó en el 2014.

“Ante la falta de siembra de algunos cultivos, como maíz, frijol, la falta de agua para la caña de azúcar y el café en algunas zonas, los inventarios locales tienden a incrementarse y puede ser que algunas empresas se pongan nerviosas y empiecen a reducir sus precios, pero es algo particular”, dijo Lacayo.

Por su parte, Mario Hanon, de Formunica, sostuvo que el mercado mundial es el mayor determinante del valor de los fertilizantes; sin embargo, admitió que esos productos se aplican cuando hay suficiente humedad en el suelo.

Si los agricultores no usan tantos fertilizantes por falta de humedad, los inventarios de las empresas se mantienen, lo que “sí puede influir un poco en una baja de los costos” en el país, asintió Hanon.

El precio del petróleo

“En lo personal utilizo una fórmula química preparada por una empresa regional. Realmente, los precios del fertilizante que compro no han variado nada a pesar de la baja del petróleo desde el año pasado”, expresó mediante correo electrónico el productor de café de Matagalpa Julio Solórzano.

“Lo mismo se aplica para las enmiendas de suelos, conocidas como Ca+Mg”, agregó.

Para el productor cafetalero, la caída del petróleo y el costo de la energía debería provocar un bajón en el precio de los fertilizantes, una reducción que les permitiría a los productores hacer sus negocios más sostenibles.

Lacayo y Hanon coincidieron en que el valor de los fertilizantes “no tiene nada que ver con el precio del petróleo”.

“El fertilizante no tiene que ver nada con el petróleo. La urea por ejemplo, que es el producto de mayor uso a nivel mundial, no tiene nada que ver con el petróleo, tiene que ver con el gas natural. Es un producto que se utiliza en la formulación de urea, pero no el petróleo. El fósforo y el potasio son minas”, argumentó el presidente de Anifoda.

Por otra parte, el productor contó que el funcionario de una empresa de suelo de Guatemala argumentó que el precio no bajaba porque la energía eléctrica en ese país se generaba con energía renovable y, por lo tanto, la reducción del petróleo no incidía en la tarifa eléctrica.

Pero Solórzano insistió en que “la maquinaria (tractores, palas mecánicas, camiones, entre otros) utilizaban combustible para operar y que igual sucede con el costo de transporte desde Guatemala hasta Nicaragua”.

A lo que Hanon respondió que el productor tiene razón.

La caída del valor del petróleo puede provocar una baja en el precio del transporte y podría tener una influencia indirecta en el costo de los fertilizantes, prosiguió, pero las navieras por el momento no han bajado el valor de los fletes.

Lacayo defendió que “no incide de manera importante” esa reducción del costo de los combustibles.

Por su parte, el productor de maní y sorgo de Chinandega Carlos Abaunza comentó que compró urea a un precio más bajo. De acuerdo con este productor, hace seis meses compró urea a US$24 por quintal en el país y recientemente la adquirió a US$21.

Similar en Centroamérica

La situación del precio de los fertilizantes es similar en los otros países de Centroamérica, según el presidente de Anifoda y el gerente general de Formunica.
“Los otros países de Centroamérica también importan fertilizantes y sus precios son muy similares a los de Nicaragua”, sentenció Hanon.

Datos del sitio web Infoutil, de El Salvador, reflejan que el precio más bajo de la urea en julio último era de US$25 por quintal. En tanto, la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola encontró que el valor de ese mismo producto en Honduras el pasado 18 de septiembre fue de US$21.7.

En Nicaragua, de acuerdo con Upanic, ese fertilizante a finales de agosto valía US$23.6 por quintal.

Según Hanon, la diferencia entre los precios de los fertilizantes en Centroamérica puede variar por el volumen comprado y la competencia interna de cada país.
En Nicaragua, considera Hanon, “hay suficiente competencia y la competencia presiona los precios”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus