•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Uno de los elementos básicos que se toman en cuenta para “enchular” el vehículo es la pintura, un proceso que para muchos puede ser tedioso, debido a que el color debe representar la personalidad, ocultar las imperfecciones y acomodarse a sus necesidades.

Uno de los aspectos para después no arrepentirse, es identificar ese color que es considerado como seguro.

Seguramente puede llamarle la atención un rojo, pero este cuesta mucho dinero, en cambio, los claros son considerados como seguros,  como los blancos y plateados, aunque estos últimos, según estadísticas, se ven envueltos en un 50% menos en accidentes que los primeros, debido a que pueden ser mejor distinguidos por la noche.

Aunque parezca extraño, antes de escoger el color, es necesario investigar acerca del impacto emocional y psicológico de cada tonalidad.

También debe hacerse preguntas como: ¿quiere resaltar? o ¿prefiere pasar inadvertido?

Psicología del color

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Psicología de Carlos III de Madrid, la elección del vehículo está vinculada de algún modo a la personalidad del conductor. Los vehículos de colores más vivos, como el rojo, azul o verde, suelen ser conducidos por personas que asumen más riesgos al volante.

Por otro lado, los colores más discretos, como el beige o café, que se camuflan fácilmente en el entorno, son escogidos por personas con más experiencia en la conducción.

Por último, hay que tener en cuenta que el color encaje con el modelo. Por ejemplo, para los autos pequeños, lo mejor es utilizar amarillo, verde o azul celeste, para los deportivos los rojos y para los de mayor tamaño los negros o grises (metalizados).

La clasificación

Una vez que tenga elegido el color, el siguiente paso es elegir el tipo de pintura automotriz. El mercado actual consta de tres: las acrílicas, las de poliuretano y las de poliéster.

La pintura acrílica se caracteriza por ser la más duradera y por aplicarla en un solo paso, otorgando un acabado semibrillante, su secado completo puede tardar un día.

La pintura de poliuretano se seca en presencia de un catalizador, se necesita diluyente poliuretano y catalizador para su uso, además que su secado tarda dos días.

El poliéster también conocido como base es derivado del poliuretano, al igual que el acrílico es de rápido secado, debido a que está listo para usar el vehículo en 12 horas.

Como consejito final, es recomendable que una vez que haya seguido los pasos anteriores lave el auto con frecuencia con abundante agua y un trapo suave, pues de esta manera la pintura se mantiene en buen estado.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus