•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una de cal y otra de arena para el rojito nicaragüense.

El café, aunque se encuentra afectado actualmente por la caída del precio internacional, ha sido uno de los cultivos menos golpeados por la sequía de este año, de acuerdo con productores del norte del país.

Henry Hüeck, productor del grano de oro en Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia, dijo que la sequía ha sido más benigna en Matagalpa, donde tiene una de sus haciendas cafetaleras conocida como La Virgen.

Manifestó que ha llovido menos en Jinotega y Nueva Segovia, donde también tiene otras fincas cafetaleras, pero que no ha sido perjudicial para el crecimiento del grano.

Hüeck dijo que el mayor problema que la sequía ha ocasionado este año en el café es que no ha permitido una normal aplicación de fertilizantes y demás labores.

Julio César Guido, ingeniero agrónomo, especializado en nutrición vegetal, dijo también que el café ha sido beneficiado por las lluvias que llegan del Atlántico, sobre todo el que está ubicado en Matagalpa, que se encuentra en la Región Central del país.

Guido recomendó a los productores que elaboren planes nutricionales bien ajustados, para aprovechar en su debido momento la humedad.

“Estamos recomendando que las frecuencias de fertilizaciones se atrasen o se adelanten de acuerdo con la humedad,” dijo el especialista.

Según Guido, el año pasado la caficultura se vio más afectada por la sequía porque el grano no desarrolló lo adecuado.

“Si sigue esta tendencia en el resto del periodo lluvioso es posible que se mantengan los niveles de producción (en el país); que no haya pérdidas, pero si se acentúa (la sequía) en este último momento sí podríamos tener problemas, porque el café está en su máximo proceso de maduración”, explicó el especialista.

Guido calcula que entre un 80% y un 90% del llenado del grano se ha alcanzado dentro de lo normal, pese a la amenaza de ser afectados por la sequía. 

Por su parte, Aída Flores,presidenta de la Cooperativa Multisectorial de Mujeres Trabajadoras de Dipilto, en el departamento cafetalero de Nueva Segovia, afirmó que el café se ha desarrollado mejor este año y espera que los productores de esa zona tengan una mejor cosecha 2015-2016 que la del ciclo anterior.

Flores recordó que debido a la sequía en el 2014 hubo problemas de crecimiento y maduración del grano.

“El café no quería madurar. La cosecha la terminamos sacando hasta como en marzo de este año. Este año el grano está más grande y se está madurando más parejo. Son buenas noticias para el café”, contó vía telefónica la productora.

Acciones

El especialista en nutrición vegetal Julio César Guido dijo que los cafetaleros deben preocuparse por preservar sus fuentes de agua. “Las certificadoras recomiendan que no se siembre café a cinco metros de las fuentes de agua. Nosotros recomendamos que sea a 10 metros de las fuentes de agua”, subrayó. Eso con el fin de reducir cada vez más los efectos del cambio climático.

Asimismo, Guido recomendó a los productores que hagan una estructura de sombra en los cafetales con árboles maderables, como cedros, que tienen un valor económico, y con plantas fijadoras de nitrógenos.

“Estamos instando a los cafetaleros que así como hacen sus viveros de café hagan viveros de árboles forestales”, concluyó el especialista en nutrición vegetal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus