•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La migración desde los países en desarrollo hacia los países más avanzados será una de las claves para mantener el crecimiento sostenido de la economía global y alcanzar las metas de desarrollo marcadas para el año 2030, según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) presentado ayer en Lima.

El reporte de seguimiento mundial 2015-16 “Objetivos de desarrollo en una era de cambios demográficos” advirtió que el porcentaje de Población Económicamente Activa (PEA) a nivel global comenzó a descender en los últimos años tras alcanzar un pico del 66 por ciento en 2012.

Entre otra recomendaciones, el documento defendió que el crecimiento de población en los “centros globales de pobreza” puede ser absorbido como fuerza laboral por los “actuales motores de crecimiento global”, cuyas tasas de fertilidad se reducen y su población envejece.

El informe se presentó en una conferencia durante las reuniones anuales de las juntas de gobernadores del FMI y del Banco Mundial, que se celebran en Perú del 5 al 12 de octubre.

Es necesario

En el acto intervino el economista jefe del Banco Mundial, Kaushik Basu, la directora gerente del Banco Mundial, Sri Mulyani Indrawati, el subdirector del FMI, Sean Nolan, la jefa de gabinete de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Gabriela Ramos, y el economista autor del informe, Philip Schellekens.

Basu advirtió que la economía global se encuentra ante un gran desafío demográfico que “las naciones no pueden manejar por sí solas, ya que es un problema colectivo que nadie había anticipado antes, como la crisis de refugiados” sirios.

El economista del Banco Mundial anticipó que India espera cien millones de trabajadores nuevos en los próximos años, pero matizó que eso no significa que el país deba crear cien millones de empleos.

“Se les puede proveer de capital para que sean trabajadores independientes o microempresarios, pero otra solución es la migración. Es una necesidad aceptar a gente de otros países y moralmente es bueno”, recalcó. Ramos destacó que no hay sistema de pensiones actual que resista una edad de jubilación de 65 años porque todavía tienen al menos veinte años más de vida mientras el resto de la población activa se reduce.

La mexicana valoró la necesidad de adoptar políticas para conservar a la población mayor como fuerza laboral y aprovechar su experiencia en lugar de desecharla sin que tampoco se sustituya por jóvenes trabajadores. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus