•   Fráncfort, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gigante automovilístico alemán Volkswagen anunció el martes un plan de recortes de inversiones de 1,000 millones de euros al año de su principal marca VW, en el marco de medidas por el escándalo de los coches trucados.

"La nueva dirección de la marca VW adoptó hoy una serie de decisiones estratégicas en una reunión extraordinaria", y su jefe, Herbert Diess, dispuso "un recorte de inversiones de mil millones de euros al año y la intensificación de medidas de eficiencia", señaló la compañía.

"La marca Volkswagen se reorienta de cara al futuro. Seremos más eficientes, reorganizaremos nuestra gama de producción y nuestras tecnologías de punta y, en combinación con la aceleración de medidas de eficiencia, tendremos más espacio para las tecnologías más modernas", afirmó Diess.

El grupo Volkswagen admitió el mes pasado haber instalado un sistema de falsificación de datos de emisiones contaminantes en once millones de vehículos diésel de varias de sus doce marcas.

La firma de Wolfsburgo (norte de Alemania), que emplea a 600,000 personas en todo el mundo, deberá asumir los costes de las reparaciones de los vehículos trucados, así como las multas y las demandas judiciales en los países afectados.

El escándalo forzó la renuncia del presidente del grupo VW, Martin Winterkorn, sustituido por Matthias Müller, quien ya anunció el aplazamiento de inversiones en infraestructura y maquinaria y la reconsideración de proyectos en los segmentos de alta gama, entre otras medidas.

Según el diario Handelsblatt, el grupo VW prevé economizar 3,000 millones de euros anuales a costa de sus proveedores.

Tras los anuncios de Diess, la acción de Volkswagen en la Bolsa de Fráncfort cayó por debajo del 2%, pero luego repuntó y hacia las 14H30 GMT ganaba 0.26%, en tanto que el índice DAX30 de los principales valores retrocedía 1.02%.

La agencia de calificación Standard & Poor's rebajó el lunes un peldaño, a A- con perspectiva negativa, la nota de solvencia a largo plazo del VW, que este año se había convertido en el primer vendedor mundial de coches.

Pérdida de confianza

VW, que encarnaba la excelencia de la industria alemana, deberá ahora lidiar para recomponer su imagen.

El escándalo impactó en el índice de confianza de los medios financieros alemanes, que volvió a degradarse en octubre, para llegar a su nivel mínimo en un año.

El caso VW y la debilidad de las economías emergentes "afectan las perspectivas" de los medios financieros, destacó el jueves , el presidente del Instituto Zew que realiza esa medición.

Herbert Diess anunció que los coches diésel de la marca VW en Europa y Estados Unidos estarán dotados de tecnología de última generación "tan pronto como sea posible".

"Nuestros vehículos solo usarán los mejores sistemas de escape en términos medioambientales", prometió.

La marca VW seguirá desarrollando la autonomía de sus "coches híbridos enchufables" (plug-in hybrids), al igual que los motores diésel más eficientes y los coches a gasolina y a gas.

Y el modelo de lujo Phaeton tendrá una versión eléctrica, indicó el ejecutivo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus