•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las relaciones comerciales entre España y Nicaragua son históricas y se han venido consolidando, dijo ayer José Escalante, vicepresidente de la Cámara Oficial Española de Comercio en Nicaragua.

En Nicaragua hay 56 empresas de origen español, de las cuales 9 son empresas transnacionales y el restante empresas de menor tamaño, “como hoteles que también hacen su aporte al turismo nacional”, destacó Escalante.

Esas empresas generan unos 10,000 empleos en el país, de los cuales 60% son directos y 40% indirectos.

Se estima que las inversiones de origen español en Nicaragua ya ascienden a US$1,000 millones.

En el país están empresas españolas como Telefónica (Movistar), Serviconsa, Pescanova, Mapfre, Escasan, entre otras.

España ocupa el quinto lugar entre los países que más invierten en Nicaragua, después de Estados Unidos, Panamá, México y Venezuela, dijo José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Por otra parte, Aguerri destaca que el CA4 (o sea Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua), está entre los 10 principales receptores de cooperación española en el mundo.

En los últimos 20 años, España ha entregado aproximadamente 1,200 millones de euros en cooperación a Nicaragua, afirmó el embajador de España, Rafael Garranzo.

Para José Adán Aguerri, España es una puerta de entrada a la Unión Europea.

Aprovechar el AdA

“Estamos buscando cómo el Acuerdo de Asociación (AdA) entre Centroamérica y la Unión Europea nos permita aumentar la presencia de empresas españolas en Nicaragua”, manifestó el presidente del Cosep.

Según Escalante, en el 2014 el intercambio comercial (exportaciones e importaciones) entre España y Nicaragua superó los US$160 millones.

Asimismo, el embajador español manifestó que las relaciones comerciales experimentaron un crecimiento del 17% en el 2014, respecto de 2013, y de un 20% en el primer semestre de 2015, respecto del mismo periodo de 2014.

“Las empresas (españolas) están viniendo, se encuentran a gusto en el país y se están quedando, eso quiere decir que evidentemente están haciendo una evaluación positiva (de Nicaragua), que compartimos nosotros”, expresó Garranzo.

La meta, según el líder del empresariado nicaragüense, es seguir atrayendo inversión española.

“El trabajo a seguir debe ser buscar que más empresas españolas sigan viniendo a Nicaragua, se siga generando más empleos y se siga desarrollando más inversión en responsabilidad social empresarial”, concluyó Aguerri.

Ayer se desarrolló el encuentro “Empresas y Desarrollo. La Contribución de la Empresa Española al Desarrollo de Nicaragua”, en el que se destacó la aportación que hacen las empresas españolas a las comunidades donde tienen presencia.

“La imagen de la empresa española en el país es positiva. Todas (las empresas) promueven proyectos de interés social en beneficio de determinados colectivos, como programas para la infancia, protección del medio ambiente...”, enfatizó Escalante.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus