•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se comprometió ayer a evaluar las empresas ligadas al Grupo Continental, acusado de lavado de activos ligados al narcotráfico por EE.UU., y apoyar la continuidad de sus operaciones y de sus empleados afectados, que podrían sumar unos 11,000.

“Yo quiero hoy (ayer) comprometer ante el pueblo hondureño que vamos a evaluar las empresas vinculadas a este grupo económico y vamos a apoyar razonablemente la continuidad de sus operaciones y de sus empleados”, enfatizó Hernández en cadena de radio y televisión.

Agregó que “cada caso es diferente y tendremos que ser flexibles en las soluciones. Pero el propósito será el mismo: propiciar la continuidad de las empresas y el mantenimiento de los empleos”.

El gobernante subrayó que “en un hecho sin precedentes, empresarios y empresas de Honduras, incluido el Banco Continental, han sido señalados directamente por la justicia de los EE.UU. como involucrados en actividades de tráfico internacional de drogas y de lavado de dinero vinculado a ese tráfico”.

Estados Unidos ha acusado además por los mismos delitos al presidente del Grupo Continental, el banquero y político Jaime Rosenthal; su hijo Yani y su sobrino Yankel, ambos exministros.

En el caso de Yankel, fue detenido en Miami el pasado día 6 y acusado de lavado de activos ligado al narcotráfico, y el martes su juicio fue pasado a Nueva York.

“Ese señalamiento y las acusaciones correspondientes ya han comenzado a procesarse en la Justicia de Estados Unidos”, indicó el presidente hondureño.

Trágicas consecuencias

Añadió que no se sabe cuál será el resultado de esos procesos judiciales, pero “sí las trágicas consecuencias que el narcotráfico y el crimen organizado internacional han tenido para Honduras en materia de violencia, inseguridad, dolor y muerte”.

“Probablemente más de 30,000 muertes desde 2004 a la fecha, esta es la cruda realidad, porque detrás de cada una de estas cifras hay una historia de vida de hondureños que ya no están con nosotros”, subrayó Hernández.

Dijo además que a la tragedia del narcotráfico contra la que ha venido luchando, incluso antes de asumir la Presidencia en enero de 2014, hoy se agregan los efectos que estos procesos pueden tener sobre la actividad del Banco Continental y sus cuentahabientes, el conjunto de empresas vinculadas al grupo económico y sus empleados.

Explicó que la razón para que se haya procedido a la liquidación forzosa del banco y a asegurar varias empresas del Grupo Continental, por parte del Ministerio Público, es porque Honduras forma parte de un acuerdo multinacional de lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado y el lavado de dinero que supone actuar de esta manera.

“No hay otra forma de enfrentar esos delitos con éxito. Son delitos multinacionales que solo se pueden enfrentar con la acción concertada y coordinada a nivel multinacional”, expresó Hernández.

Banco en liquidación

Además, señaló que es imposible, en términos prácticos, que las operaciones de esa institución financiera continúen con normalidad en el momento en que está siendo liquidada.

“Simplemente no es posible que un banco en estas condiciones continúe operando. Quien diga lo contrario no está midiendo las consecuencias y las expectativas injustas que está generando en la población y los trabajadores de esas empresas”, recalcó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus