Karla Castro
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las cooperativas son una expresión de hacer economía solidariamente, según declaraciones de la ACI en la III Cumbre de Cooperativas de las Américas celebrada recientemente.

La base fundamental de regulación, fomento y protección de sus derechos son las legislaciones de cada país en materia cooperativa.

En Nicaragua estamos en un proceso de revisión y elaboración de un proyecto de reforma a la Ley 499, Ley General de Cooperativas. El objetivo y la finalidad de la nueva ley que se promulgue deben estar orientados a la creación de un entorno favorable para el desarrollo cooperativo y compatible con su naturaleza y función socio empresarial, e inspirados en los valores y principios, propios de la filosofía cooperativa.

Según datos publicados por la ATC existen 5,100 cooperativas que aglutinan a 389 mil familias y producen entre 400 y 500 mil familias empleadas, además que son responsables del 60% del ingreso nacional. Por otra parte en manos de las cooperativas están productos de gran importancia para la economía y alimentación nacional como la leche, café, granos básicos, ajonjolí, cacao, microcrédito y el transporte público.

Este importante desempeño nos motiva a presentar algunos aspectos que la propuesta de reforma debe considerar, son los que hemos debatido desde la experiencia de desarrollo y gestión, desde la praxis cooperativa en Nicaragua los cuales resumimos en este artículo, con el fin de que sirva de referencia para quienes eleven la iniciativa de reforma ante la Asamblea Nacional.

Registro de las cooperativas: rápidos sencillos, económicos y eficaces.

Definición de cooperativa como empresa social, su finalidad de servicios y su no ánimo de lucro. 

Definición textual de la representación legal mediante poder general de administración para el presidente.

Estructura de un Estatuto que permita el desempeño de las cooperativas como empresas autónomas, con contenido que responda a sus propósitos y no a un requisito jurídico.

Ampliación de lo que implica un acto cooperativo a diferencia de un acto comercial. 

Definición adecuada de roles de organismos de integración, sin duplicar los de cooperativas asociadas, definir los sistemas de delegación y procesos para garantizar la representación y su legitimación.

El régimen económico es clave como factor de identidad cooperativa, de aclarar la naturaleza del patrimonio como capital cooperativo no accionario, la naturaleza de lo que es un excedente para diferenciarlo de la utilidad, la característica retributiva del ingreso, el flujo solidario de los recursos económicos, los estados financieros necesarios para conocer su desempeño social y económico, la división del capital colectivo y el capital individual y su tratamiento, la importancia de respetar la denominación contable. 

Revisar la clasificación de las cooperativas por actividades y también modalidades. 

Esta reforma es una oportunidad para consolidar las prácticas de las cooperativas y mejorar su gestión y proyectar al movimiento cooperativo ante los diferentes actores como empresas sociales fundamentadas en la cooperación y solidaridad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus