Manuel Bejarano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En vista de la sequía que se ha presentado en Nicaragua en 2014 y 2015, especialmente en el Corredor Seco del país, distintas organizaciones de productores, organismos no gubernamentales, universidades y centros de investigación han visto la necesidad de contar con datos sobre el clima para una mejor toma de decisiones en la producción agropecuaria.

Hasta el momento al menos nueve entidades han instalado estaciones meteorológicas en diferentes partes del país, según Carlos Zelaya, investigador del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).

Entre esas organizaciones está el mismo CIAT, la Universidad Nacional Agraria (UNA), el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie), Bioversity Internacional, Asociación de Desarrollo Social de Nicaragua (Asdenic), Cafenica, Centro Humboldt, Atlantic y Cruz Roja Nicaragüense.

“Estas organizaciones e instituciones ahora están en la etapa de intercambiar datos que han venido recogiendo de sus propias estaciones meteorológicas y están tratando de conformar una red o alianza que les permita contar con información y conocimientos del comportamiento del clima en tiempo real”, afirmó el investigador del CIAT.

Esas organizaciones trabajan en conjunto con comunidades y productores, “de tal manera que estén mejor preparados para enfrentar el cambio climático y la variabilidad climática”, sostuvo Zelaya.

Ese es el caso del Centro Humboldt, que tiene una red de observadores del clima en todo el corredor seco del país, “en la que las propias personas están viendo la variabilidad del clima, la están analizando y tomando decisiones alrededor de esa información”, de acuerdo con Abdel García, técnico en investigación de cambio climático de ese centro.

“Nosotros consideramos que el primer eslabón en la producción de información climática son los productores o comunidades vulnerables”, explicó García.

Comentó que el monitoreo lo hacen con pluviómetros y luego lo automatizan, contrario a otras organizaciones que lo hacen con nuevas tecnologías. Así, miden las precipitaciones, temperaturas, humedad relativa, punto de rocío y frío solar.

Por otra parte, las redes que esas organizaciones están instalando ayudan a complementar la información de las redes meteorológicas oficiales, las cuales son muy limitadas, dijo García.

Cafenica, una organización que aglutina a más de 10,000 pequeños productores de café, tiene su red de estaciones meteorológicas en el norte del país, con el propósito de generar información automática, cada hora, sobre precipitaciones, temperaturas, entre otras variables.

Esas estaciones, según el sitio web de Cafenica, están en la cooperativa Caminos de Esperanza, en Los Cerrones (Jinotega); cooperativa Tierra Fértil, Las Mercedes (Boaco); comunidad El Arenal (Matagalpa); finca Buena Vista, comunidad El Portal, Telpaneca (Estelí) y finca La Ceiba, comunidad Casa de Piedra, en San Juan de Río Coco (Madriz).

“Con el cambio climático hay mucha variabilidad del clima. No se está comportando igual, sino que necesitamos saber cómo se están comportando las lluvias, las temperaturas, para recomendar a los pequeños productores qué pueden hacer”, contó una funcionaria de Cafenica por teléfono. 

Para Cafenica es importante que los productores tomen acciones en dependencia del clima, para mantener la calidad del grano y su producción sin ser muy afectados por la variabilidad climática, explicó la fuente.

El productor Henry Hüeck, con fincas en Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia, dijo recientemente que es importante manejar información del clima para la debida aplicación de fungicidas y fertilizantes, los que tienen costos muy elevados y no se pueden desperdiciar por una mala aplicación.

Proyecto piloto

Para apoyar la alianza que se está creando en torno a las organizaciones que cuentan con su propia red meteorológica, el Programa de Investigación en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS, por sus siglas en inglés), con el apoyo del CIAT, desarrollaron una herramienta para el libre acceso a estos datos climáticos actuales, afirmó Carlos Zelaya.

Esa herramienta, en internet, se llama “CCAFS-Climate”, de la cual se está ejecutando un proyecto piloto en Nicaragua, Kenia y Colombia.

“Esta herramienta del CCAFS permitirá unir los esfuerzos de investigadores, técnicos, productores y población en general a compartir, diseminar y monitorear la variabilidad climática en Nicaragua”, comentó Carlos Zelaya.

Zelaya destacó la importancia que tiene hacer accesible toda la información del clima en el país, en vista de las experiencias que se están dando a nivel regional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus