•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para asegurar sistemas de riego por goteo o aspersión, agricultores estelianos han reconstruido  estanques, así aprovechan la captación de agua de las fuertes lluvias caídas en los seis municipios que conforman este departamento, y así asegurar que los cultivos de granos básicos, hortalizas y otros se puedan cosechar con buen resultado.

El  presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG),  Justo Pastor Mendoza Moncada, señaló que debido a la prolongada sequía, los estanques que habían construido los productores se llenaron de sedimentos o de plantas parásitas, por lo que  procedieron a la limpieza de inmediato para aprovechar las lluvias.

Quienes tienen sus huertas en los territorios altos y con clima fresco, ya tienen frijoles, cuyas plantas están en desarrollo porque sembraron desde hace aproximadamente unas seis semanas.

En la zona fresca de la subzona de Santa Cruz, en la parte sur del municipio de Estelí,  hay varios productores que sembraron frijoles y sorgo desde hace unas seis semanas y las plantitas están en proceso de desarrollo.

Mendoza Moncada afirmó que con los aguaceros caídos la primera semana de septiembre y en los días subsiguientes hubo buen nivel de humedad en los suelos y eso animó a los labriegos a iniciar las siembras de frijoles, sorgo y hortalizas. Ahora con los chubascos recientes la cosecha está asegurada principalmente en la parte fresca.

Escasea la semilla

La gente ha tenido alguna dificultad con la consecución de las semillas porque ya son dos años consecutivos de sequía, pero haciendo cambalaches han logrado sembrar buenas áreas de terrenos acotó.

Ahora en la postrera tenemos la fe de que vamos a sacar frijoles con las semillas que conseguimos.  Logramos sembrar unas 60 manzanas de frijoles”. Pedro Zavala González, agricultor y  líder campesino en La Montañita,  al noroeste del municipio de Estelí.

Como ya existe cierto nivel de experiencia, los labriegos, a decir de Justo Pastor, ya tenían construidos estanques para implementar riesgos por goteo cuando haya déficit de humedad, comentó Mendoza.

En el caso particular acotó que cuenta con una huerta en la parte alta del municipio de Pueblo Nuevo y en él ya previó que si existe falta de humedad pondrá a funcionar el riego por goteo.

Esperanza en postrera

El agricultor y  líder  campesino Pedro Zavala González, del sector de Chagüite Largo, zona La Montañita, ubicada en la parte noroeste del municipio de Estelí, dijo que para suerte y gracia de Dios en ese territorio no han dejado de presentarse los chubascos. Como los labriegos no cuentan con recursos económicos de forma tradicional muchas veces han construido retenes del agua de lluvia.

Ellos cuentan con pluviómetros que un organismo les financió y esto  les permite conocer el nivel de lluvia que cae en cada periodo.

Recalcó que han enfrentado problemas porque en el subciclo de primera perdieron un poco más de 100 manzanas sembrados con maíz.

“Ahora en la postrera tenemos la fe de que vamos a sacar frijoles con las semillas que conseguimos.  Logramos sembrar unas 60 manzanas de frijoles,” comentó.

“El resto desgraciadamente se quedó sin cultivar porque el periodo de siembra no debe de superar el 15 de octubre” indicó,  tras agregar que en 2014, el precio del quintal de frijoles de semilla se cotizaba en C$4,500  y hasta en C$5,000. Este año se podía encontrar el quintal de semilla en C$2,000, lo que les permitió sembrar más áreas de terrenos.

Tradicionalmente los productores siembran en el departamento de Estelí, más de 46 mil manzanas de granos básicos y hortalizas, pero este año esa cantidad se redujo hasta en un 60% debido a los efectos de la sequía que hizo que agricultores de la zona seca de municipios con San Juan de Limay perdieran sus cultivos. También, según datos de la UNAG el departamento de Estelí en inviernos normales garantiza el 18% de los granos básicos que consumen las familias a nivel nacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus