•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Esta es una historia cargada de amor, superación y buena comida. Hace dos años, Sven y Amina Lowery renunciaron a su empleo en un Call Center y estaban al borde del divorcio. Como a los dos les gusta compartir su testimonio,  en cada conversación relatan que conocieron el amor de Dios y su vida cambió drásticamente, tanto así que todo lo dejan en manos de él, incluyendo su exitoso negocio de hamburguesas Lowery’s.

Lowerys nace un 14 de febrero del 2014 una fecha que por puras casualidades de la vida define el perfil de su pequeña empresa. “Como todos lo saben es el día de la amistad  y los enamorados, y precisamente nosotros somos un negocio familiar. Muchos tienen una imagen en su negocio, ya sea un payaso o cualquier otro dibujo animado, pero nuestra imagen es nuestro matrimonio, por eso también lo quisimos llamar Lowery’s, para que nuestros clientes se sientan como en familia, como que están comiendo en nuestra casa”, comenta Sven Lowery.

Nacimiento

La idea de tener su propio negocio surge con una pizca de creatividad y otra de amor por la cocina. A Sven le gusta innovar y su esposa quiso ser chef  por sus destacadas habilidades, pero estudió Ingeniería Industrial, que nunca ejerció. Gracias a esta combinación y por la necesidad de ser sus propios jefes es que nace esta pyme de comida rápida ubicada en Bello Horizonte y ha sido tanta su demanda que en unos días abrirán una sucursal en Villa Fontana Norte. 

“El secreto de nuestro éxito es Dios, aplicando sus enseñanzas y tratando de transmitirle eso a nuestros clientes, que todo lo podemos alcanzar si lo tenemos a él muy presente en nuestros proyectos”, declara Sven, quien agrega que su habilidad nata para los negocios le ha permitido implementar ciertas prácticas, tanto para  los compradores como para sus  colaboradores.

Considerados 

Una de sus políticas es tener una relación estrecha con sus trabajadores y este mismo hecho de ser una pequeña empresa es lo que les ha permitido conocerlos más, saber sus necesidades y como ayudarlos en caso que tengan algún problema. 

“Nosotros queremos colaboradores felices, porque ellos son los que tienen una relación más directa con nuestros clientes, entonces, si ellos están satisfechos  eso es lo que proyectarán, y no solamente lo hacemos por eso, sino porque respetamos mucho el tema laboral y la familia. Por ser parte del régimen de cuota fija también podríamos pagarles el salario mínimo, pero esa no es la idea, como pequeña empresa dejamos que muestren sus habilidades y vayan escalando posiciones”, explica Sven.

Por el mismo hecho de respetar  los valores es que desde su apertura decidieron no vender alcohol, y también como no tienen una cartera de clientes fácil de manejar por ser una pequeña empresa es que cuentan con servicio de entrega a domicilio  en Managua y sus alrededores.

Otro dato importante es que los precios son en córdobas y son los mismos de hace un año, a pesar que han tenido que sacrificar el margen de ganancia debido al alza de los productos. 

De la misma forma han sabido explotar las Redes Sociales. “La Internet ha permitido conocer más a nuestros clientes, porque en nuestros perfiles les preguntamos qué  les gusta, qué no, también hacemos rifas, promociones y así los mantenemos activos”, declara Sven.

  • 5,400 personas atienden mensualmente en el restaurante situado en Bello Horizonte.
  • 30 de octubre arrancan las labores en la nueva sucursal, ubicada en Villa Fontana Norte. 
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus