•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“China (continental) se convierte en la fábrica del mundo y pronto podría llegar a ser el mayor consumidor. Hay que prepararse”, destacó el embajador de Taiwán en Nicaragua, Rolando Jer-Ming Chuang durante una exposición sobre oportunidades de comercio para Nicaragua realizada ayer en el Club Terraza, de Managua. 

Para el diplomático, tanto Taiwán como Nicaragua se benefician de una ubicación estratégica, teniendo a muchos países clave en un perímetro inferior a 4,000 kilómetros: “Queremos recalibrar nuestra economía como un trampolín, una puerta de entrada para hacer negocios con otros países asiáticos”. 

Entre ellos, la República Democrática de China ––país de casi 1.4 billones de habitantes y con un Producto Interno Bruto de US$11’385 billones en lo que va del año–– aparece como la gran meta. En 2013, Nicaragua exportó por US$20.9 millones a China continental, un 0.4% de sus exportaciones totales. A Taiwán ––país de 24 millones de habitantes, pero con un gran poder adquisitivo––, Nicaragua exportó productos por valor de US$84 millones en 2014, 3.19% de las exportaciones en el mundo. Algunos productos, como la carne de bovino o el café oro, subieron respectivamente un 56% y un 182% en un año. “Somos un país pobre en recursos naturales, pero rico en mano de obra ––recordó el embajador––. Taiwán es el mejor socio para hacer negocios en Asia. Podemos brindar una ayuda importante a las exportaciones nicas”.

Asímismo, Rolando Jer-Ming Chuang recordó que las relaciones bilaterales entre Taiwán y China continental “han mejorado muchísimo. Somos vecinos, venimos de una misma cultura y hablamos el mismo idioma. Estamos en la mejor posición para permitir a Nicaragua establecer esta relación”. El embajador también aconsejó reestructurar la producción nacional hacia los productos más competitivos en el mercado internacional: “Hay que pensar en qué hacemos mejor que nuestros competidores y en cómo podemos añadir valor a la materia prima”. 

Baltodano calcula US$1,500 millones en IED

Durante el evento, Álvaro Baltodano, el delegado presidencial para las inversiones, también dio una charla sobre la transformación de la economía nica. Entre los datos, el general en retiro destacó la progresión de la Inversión Extranjera Directa (IED): “La meta es llegar a 1,500 millones de dólares en 2015 y creemos que podremos cumplirla”. Entre 2007 y 2014, la IED progresó de 279%, siendo la industria el principal receptor de las inversiones. Las fuentes en ingreso también se diversificaron, ya que son ahora 40 los países que invierten en Nicaragua, contra 22 hace ocho años.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus