•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La producción mundial de vino aumentó un 2% en 2015, hasta 275.7 millones de hectolitros, e Italia se convirtió en líder mundial por delante de Francia y España, indicó el miércoles la Organización Internacional del Vino (OIV).

En Sudamérica, Argentina redujo un 12% su producción, hasta 13.3 millones, mientras que Chile registró un nuevo récord de producción con 12.8 millones de hectolitros (+23%), según datos provisionales.

A nivel mundial, tras el récord de 2013 y la caída de 2014, "la producción mundial de vino en 2015 se sitúa en una buena media", afirmó la OIV en un comunicado, que advirtió que se trata de una estimación porque algunos países, como China y Rusia -respectivamente octavo y duodécimo productores mundiales- no han dado todavía sus cifras.

Italia, que en 2014 perdió su liderazgo frente a Francia, vuelve a ser el primer productor mundial con 48.9 millones de hectolitros, frente a los 47.4 millones de Francia, superando también a España (36.6 millones), en tercer lugar, y a Estados Unidos (22.1 millones), cuarto.

En el hemisferio sur, la producción se mantiene estable en Australia (12 millones de hectolitros) y Sudáfrica (11.3), pero cae un 27% en Nueva Zelanda (2.3 millones), que recupera su nivel habitual tras un 2014 excepcional.

En Europa aumentan su producción Portugal (+8%), Rumanía (+9%), Hungría (+12%) y Austria (+18%) y sólo la reducen Alemania (-4%) y Grecia (-9%).

Igual que el año anterior, "el equilibrio del mercado está asegurado" y "la producción permitirá cubrir el consumo y la demanda de vino para usos industriales" para fabricar brandy, vinagre y vermú, indicó la OIV, que prevé que el consumo mundial sea de entre 235.7 y 248.8 millones de hectolitros.

Baja del consumo

La crisis económica de 2008 marcó el inicio de un descenso del consumo de vino, el cual volvió a bajar en 2014.

No obstante, esta tendencia no es homogénea, ya que la demanda creció en América del Norte, Europa del Norte, China y Japón, así como en algunos países africanos, como Angola, Mozambique o Tanzania.

"Nada parece indicar que habrá un hundimiento del consumo, sino más bien que tenderá a mantenerse igual o aumentará levemente", según la OIV.

Las exportaciones representaron en 2014 un 43% de los volúmenes que se consumieron, cuando en 2000 representaban sólo 27% de los volúmenes consumidos.

Por otra parte, el consumo de vino rosado aumentó 20% en doce años (22.7 millones de hectolitros en 2014). Entre los productores tradicionales, Francia, contrariamente a Italia, ha aumentado sus volúmenes. En este contexto, la producción de vinos rosados se triplicó en Sudáfrica y se quintuplicó en Chile y Australia.

Francia es el primer productor, consumidor e importador mundial de vinos rosados, pero España la supera en materia de exportaciones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus