•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La combinación de las políticas económicas implementadas por el gobierno han logrado mantener una estabilidad macroeconómica y una economía robusta, indicó Gerardo Peraza, jefe de la delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se encontraba en el país analizando el Artículo IV.

“Las perspectivas macroeconómicas de Nicaragua son estables y por los bajos precios del petróleo la inflación podría finalizar en 3.5% y el crecimiento de la economía en 4%”, destacó Peraza, luego de culminar una visita de dos semanas al país, tiempo en que la misión del organismo financiero internacional se dedicó a evaluar el estado de la economía.

Peraza indicó que al finalizar el año estiman que el déficit del sector público consolidado suba 2.7 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB), además que prevén un aumento en el déficit del 8% en la  cuenta externa y consideran que las Reservas Internacionales Brutas se mantendrán estable con respecto al año pasado.

Hasta el pasado mes de agosto, según el informe Monetario y Financiero del Banco Central de Nicaragua, BCN, el saldo de Reservas Internacionales Brutas, RIB, alcanzó los US$2,385.3 millones, nivel que permitió alcanzar una cobertura a base monetaria de 3.0 veces.
Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), señaló que la positiva evaluación sobre la economía nacional que realizó el FMI obedece a las políticas económicas implementadas por el gobierno, las cuales están dirigidas a fortalecer la estabilidad financiera y macroeconómica. “Esto (resultado de la evaluación del FMI) coincide con el análisis que nosotros hemos venido realizando en todo este tiempo y que fortalecen nuestras proyecciones macroeconómicas dirigidas a fomentar el crecimiento económico”, agregó Reyes.

Gobierno mantiene proyecciones  

El presidente del Banco Central indicó que a pesar de que el FMI estima que la economía crecerá 4%, el gobierno sigue manteniendo sus proyecciones entre 4.3 y 4.8%.

“Nosotros no hemos cambiado nuestras proyecciones y los sectores que empujan este crecimiento son fundamentalmente el consumo, servicio y construcción. La liberación de recursos por la reducción de la factura petrolera y el menor gasto en combustibles, la población los ha estado destinando a otros servicios”, destacó Reyes.

Para mediano plazo el organismo internacional y el gobierno de Nicaragua ven un crecimiento potencial y en ese sentido coinciden en que el crecimiento económico podría ser del 4% y una inflación estable del 7%.

Ayer la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la consulta al Artículo IV para Nicaragua, sobre la base de la información analizada durante las últimas dos semanas concluyendo que el país mantiene una economía robusta y estable.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus