•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Día del Soltero, la jornada de más compras por internet en el mundo, finalizó ayer en China con ventas de más de 91,200 millones de yuanes (US$14,300 millones) en las plataformas del gigante del comercio electrónico Alibaba, uno de los principales promotores de esta fiesta del consumismo.

La cifra quintuplica las ventas del Ciberlunes de 2014, su equivalente en Estados Unidos, y supone un aumento del 50% respecto al Día del Soltero de ese año, cuando las transacciones en Alibaba sumaron US$9,300 millones.

Esa cifra se logró en esta ocasión poco después de las primeras 12 horas de ventas.

El Día del Soltero se celebra en China cada 11 de noviembre y, aunque nació como una especie de contestación a la celebración del San Valentín de febrero, fue transformado en 2009 por Alibaba --y luego por otras marcas de la competencia-- en una fecha de grandes descuentos y regalos en las compras a través de internet.

Tras una intensa campaña de publicidad en los días previos, y pese a las noticias que hablan de una desaceleración en la economía china, los consumidores respondieron positivamente a la campaña y se gastaron en los portales de Alibaba (Tmall, Taobao y el internacional Aliexpress) el equivalente al PIB de Albania.

“En este Día del Soltero hemos abierto la ventana al enorme potencial que tiene la demanda nacional de China”, subrayó en las últimas horas de la jornada de compras el fundador de Alibaba, Jack Ma, actualmente el hombre más rico del país asiático.

Desde el 2009

Desde 2009, Alibaba aprovecha la ocasión para impulsar sus ventas con grandes promociones para consolar a quienes están solos, pero que seducen a todo el mundo. Los esfuerzos se revelan cada año más fructuosos.

Según Tmall, tres cuartas partes de las compras se efectuaron a través de teléfonos móviles y tabletas.

Muchos chinos permanecieron despiertos para no perder la ocasión de comprar los teléfonos celulares, las carteras de marca o los electrodomésticos que los portales sacaron a la venta a partir de medianoche.

Un minuto y doce segundos después, la facturación ya totalizaba 1,000 millones de yuanes y a las 00H 12m 28s habían superado los 10,000 millones.

Las ventas “online” en China ya representan el 10% del comercio minorista.

En 2014 subieron casi 50%, hasta 2.79 billones de yuanes (bien, 2.79 billones), es decir, US$440,000 millones, y en los diez primeros meses de este año se incrementaron en un 35%.

Poder adquisitivo

En China hay 670 millones de internautas, una cifra que ronda la mitad de la población.

Para asegurar el éxito de la operación, la firma y sus asociadas emplearon a 1.7 millones de personas, 400,000 vehículos, 5,000 depósitos de mercaderías y 200 aviones.

El récord de ventas constituye “una prueba sólida del poder adquisitivo de los chinos. Nunca soñamos con un Día de los Solteros semejante”, se congratuló Daniel Zhang, director ejecutivo de Alibaba.

Un diagnóstico que parece confirmado por datos oficiales publicados este miércoles, que muestran una nueva desaceleración de la producción industrial de la segunda economía mundial en octubre, en contraste con la buena resistencia de las ventas minoristas.

Recurrió a celebridades

Alibaba quiso este año darle al Día de los Solteros una connotación más internacional, y su campaña publicitaria recurrió a celebridades extranjeras.

El actor Kevin Spacey interpretó a su personaje de presidente estadounidense de la popular serie “House of Cards” en un video de Tmall.

El martes por la noche, otro actor, Daniel Craig, el agente 007 de los últimos “James Bond”, apareció en una gala televisada junto con el carismático jefe de Alibaba, Jack Ma, coronando varios días de omnipresencia de la plataforma en todos los medios y en los carteles de las calles, las estaciones de metro y los centros comerciales.

El número dos del sector en China, JD.com, se beneficiaba también del frenesí consumidor y trataba de rivalizar con Alibaba. No había divulgado ningún balance de ventas, limitándose a decir que había registrado veinte millones de pedidos.

JD.com denunció la semana pasada ante las autoridades antimonopolio a Alibaba, por supuestas presiones a los comerciantes para que vendan únicamente sus productos en su plataforma en línea.

Alibaba reaccionó con sarcasmo, estimando que a su rival le había “entrado el pánico”.

“La gallina se queja del pato por ocupar todo el charco”, se burló un portavoz de Alibaba, citado por la prensa.

Alibaba no vende nada directamente, pero sirve de intermediario: su plataforma Taobao controla 90% del mercado chino de las transacciones entre particulares y su sitio Tmall representa 50% de las ventas en línea de profesionales a particulares.

El gigante de internet es criticado a menudo por el gran número de artículos prohibidos y de contrabando que vende en sus plataformas, lo que le ha valido varios litigios con grupos occidentales del sector del lujo.

Alibaba busca ahora expandir sus actividades en el extranjero. El año pasado empezó a cotizarse en la Bolsa de Nueva York.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus