EFE
  •   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Fondo Monetario Internacional (FMI) insistió ayer en que la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. debe esperar a que haya “señales firmes” de una mejora de la inflación para subir los intereses y que la comunidad internacional debe apoyar a China en su “difícil transición”, en su informe previo a la reunión del G20.

En el tradicional reporte que divulga en vísperas de la cumbre anual del grupo de las principales 20 economías mundiales, que tendrá lugar este fin de semana en Turquía, el FMI afirmó que las perspectivas mundiales siguen “a la baja”, con un “riesgo concreto de una economía global persistentemente atrapada en un bajo crecimiento”.

Los principales retos con potenciales consecuencias globales se centran, a juicio del FMI, en el inicio del ajuste monetario en Estados Unidos y la transición de China hacia un modelo más equilibrado y enfocado en la demanda interna.

En este sentido, apuntó que la decisión de la Fed “debería mantenerse en función de los indicadores, con la primera subida de los tipos de interés a la espera de una continuada fortaleza en el mercado laboral, acompañada de señales firmes de la inflación subiendo de forma sostenida hacia el objetivo a medio plazo del 2%”.

Bajo desempleo

La Fed tiene previsto celebrar el 15 y 16 de diciembre su última reunión del año sobre política monetaria, sobre la que la presidenta del Banco Central, Janet Yellen, ha asegurado que permanece sobre la mesa la posibilidad de iniciar el ajuste monetario, después de varios encuentros en los que se postergó esta alza de los tipos.

La tasa interanual de inflación en EE.UU. apenas supera el 0%, mientras que el desempleo está en el 5%, el nivel más bajo desde 2008.
Por su parte, China debe avanzar en su camino hacia “un crecimiento más lento y sostenible”, y menos centrado en las exportaciones, según el organismo financiero internacional.

El Fondo reconoce que este proceso “es probable que en el corto plazo genere contagios a través del comercio y las materias primas, que podrían ampliarse por los canales financieros”, por lo que pidió a la comunidad internacional que apoye a China en “esta difícil transición”.

Las previsiones del Fondo adelantan una ralentización del crecimiento del gigante asiático al 6.8% este año y 6.3% el próximo, después de expansiones del Producto Interior Bruto (PIB) superiores al 7% en los años anteriores. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus