•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A la par de esas actividades agrícolas, tenían el negocio de la librería, que les permitió tener ahorros suficientes para invertir en un hotel, crecer y administrar dos más y abrir el agradable espacio de Kfé Los Balcones, que el domingo llega a su tercer aniversario.

Conversamos con Elizabeth Eugenia Gurdián, una dulce chinandegana, quien apuesta por abrir negocios en Chinandega, la ciudad que sueña con verla limpia, ordenada y bella, para dar buena impresión a los visitantes.

¿Cómo inicia la idea de incursionar en empresas turísticas?

En 2008, fue la apertura del hotel Los Balcones, cuando decidimos incursionar en turismo, porque creemos que Chinandega merece atender a quienes vienen por razones de trabajo, a visitar a sus familias, a degustar de nuestra gastronomía, playas, iglesias o deseen vivir un turismo de aventura.

El hotel no tenía un área para restaurante. Vimos entonces la necesidad de la gente que demandaba un espacio para tomar algún refresco, un batido, un café, algo ligero y conversar en un lugar aclimatado, porque reconocemos que la ciudad es calurosa, en el propio centro de la ciudad.

Creímos que nuestros usuarios serían la gente que se hospedaba en el hotel, pero el sitio tuvo buena aceptación y hemos crecido desde que ofrecemos algo bonito para Chinandega.

¿Hicieron estudio de mercado?

En esta parte de Occidente no hay cultura de tomar café. En Chinandega propiamente hay diversidad de negocios, pero solo cuatro ofertamos el espacio para vender café, tal como los establecimientos que hay en Managua.

Nosotros somos chinandeganos. Amamos nuestra ciudad. Lo que hicimos es tomar ideas bonitas y modernas de otros negocios dentro y fuera del país y que fuera de calidad.

La idea fue aceptada por nuestros clientes. Una atención personalizada donde tratamos de llamar al cliente por su nombre, un clima fresco y el servicio de internet, dio resultados y es por eso que a tres años, hemos ampliado el local y la variedad de bocadillos, para satisfacer la demanda de los usuarios.

¿Han crecido en número de hoteles?

Sí. Tenemos cuatro hoteles. 66 habitaciones disponibles en total. El primero fue el hotel Los Balcones, el hotel Cosigüina, el hotel Pacífico y un pequeño hostal ecológico de montaña en las faldas del volcán San Cristóbal, desde donde salen de madrugada numerosas personas nacionales y extranjeras a escalar hasta la cima o pasar un día agradable en el bosque chinandegano.

Nosotros tenemos confianza en Chinandega. Creo que la aceptación consiste en que la gente nos ve trabajar porque generalmente cualquiera puede ir a un negocio y al dueño no se le ve, nuestra estrategia es atender personalmente en la medida de nuestras posibilidades a la clientela y escuchar las sugerencias inmediatas, para valorarlas y corregirlas sobre la marcha. Hay 18 habitaciones en Los Balcones, 23 en el Cosigüina, 13 en el Pacífico y 12 en casa hacienda Las Rojas.

¿De cuánto es la inversión?

Este es un negocio familiar. Lo comenzaron mis padres y luego los cinco hermanos invertimos por el incentivo que nos dio mi hermana Luciana, que inició junto con su esposo un hotel en la ciudad de León y ahora todos trabajamos juntos, viendo hacia la misma dirección.
No te puedo decir una inversión exacta, pero es un capital netamente chinandegano, donde unas cosas se pagan de contado y otras hay que hacer préstamos para adquirirlas.

¿Tiene futuro Chinandega para el turismo?

Lo tiene. Claro que sí. Siempre y cuando  ordenemos la casa. Yo creo que la basura y el crecimiento desordenado es lo que más nos está afectando. Ha habido reuniones para comenzar el ordenamiento de la ciudad, lo aplaudo, porque es un alivio este primer paso para resolver este problema, que es importante que se avance.

Ahorita los turistas observan que Chinandega es una ciudad sucia, hay ruido por todos lados, desorden en las aceras, saturación del parqueo vehicular por la cantidad de triciclos, y creo que el centro de Chinandega debe imitar a León, que convirtió su centro en una zona peatonal, porque aquí el mercado avanza y el centro está tomado por los vendedores informales.

¿Cómo se ven de aquí a diez años?

Necesitamos abrir un nuevo Kfé, porque la gente nos prefiere y también para acercar el servicio más cerca de ellos. Kfé Los Balcones es un oasis en una ciudad caliente, atiende los gustos de sus clientes, no venden un producto, sino un servicio bien atendido, pero en realidad, nuestro crecimiento va a la par de la prosperidad de Chinandega.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus