Manuel Bejarano
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de C$78 millones, de los más de C$523 millones que la Dirección General de Ingresos (DGI) adeuda a las empresas industriales del país, corresponden a devoluciones por impuestos de este año, afirmó Juan Carlos Amador, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin).

Entre tanto, los restantes C$452 millones son deudas por devoluciones o reembolsos que no se han hecho desde el 2012, explicó el gerente general de Cadin.

Por su parte Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), dijo que la DGI también les adeuda a socios de esa Cámara entre C$15 millones y C$17 millones en devoluciones.

“Eso sí, lo que más afecta (la DGI) en el tema de devoluciones es a industrias”, recordó Mayorga vía telefónica.

El pasado miércoles, José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), manifestó que se está trabajando con el Gobierno para resolver esa problemática.

“Lo que no podemos ver es a una DGI señalando que tiene ingresos y una parte importante de estos ingresos no son de la DGI, sino que son de las empresas”, expresó el representante del sector privado, instando a la entidad a devolver ese dinero.

Asimismo fue uno de los temas abordados, el martes en una reunión, con el asesor presidencial en asuntos económicos, Bayardo Arce.

Falta de liquidez

A la Cámara de Industrias le preocupa ese problema, expresó ayer Amador.

“En cada período (2012, 2013, 2014 y 2015) se han hecho solicitudes de devolución y no siempre se han hecho efectivas. Por eso se ha venido acumulando ese monto, que es muy importante. Esto afecta las operaciones industriales del país, la liquidez de las empresas y las reinversiones. Si no se hacen las reinversiones en las empresas, se afecta el clima de negocios”, subrayó.

De acuerdo con las cifras de Cadin, hasta el 30 de octubre pasado, la DGI solo había devuelto C$19 millones a las empresas y lo que reclama esa Cámara es que se paguen los más de C$523 millones en su totalidad.

El sector industrial es el más afectado con el atraso del pago de las devoluciones, debido a que es importador de una gran cantidad de materia prima, según el funcionario de Cadin. “Sobre esa gran cantidad de materias primas se paga impuestos y luego deben ser rembolsados, después de hacer las respectivas compensaciones”, explicó.

El argumento de la DGI, según Amador, es que muchas veces las empresas no tienen las solicitudes de devolución completas.

En ese sentido, la Cámara de Industrias está trabajando con las empresas para que preparen toda la información y hagan uso de ese derecho.

¿Por qué la devolución?

El experto en materia fiscal Luis Zelaya dijo que la devolución de impuestos se da principalmente cuando existe una “distorsión”.

Por ejemplo, si un importador trae C$1 millón en productos, paga en la Aduana C$150,000 por impuesto de valor agregado (IVA). Pero, si ese importador le vende los productos, sin cobrar el impuesto, a un sector que está exonerado de IVA, se da una distorsión.

“A ese importador le queda el saldo a favor de los C$150,000 y cuando quiere que se lo devuelvan (la DGI) ahí está el pegón”, expresó Zelaya.

Según Zelaya, las devoluciones de impuestos están establecidas en los artículos 128, 140, y 181 de la Ley de Concertación Tributaria; y en el 99 del reglamento de la ley.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus