elnuevodiario.com.ni
  •   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Thomas Vilsack, estimó en Cuba que la agricultura puede convertirse en “un puente” entre ambos países que acaban de restablecer sus nexos diplomáticos tras medio siglo de ruptura.

Vilsack, el tercer miembro del gabinete del presidente Barack Obama que visita la isla tras la reapertura de embajadas en los dos países en julio, dijo en conferencia de prensa que “la agricultura puede funcionar como puentes entre los dos pueblos”.

“Regresaré a Washington con la esperanza de encontrar, con tiempo, los medios (...) para lograr una presencia más permanente aquí, en Cuba”, manifestó en el marco de una visita de tres días a la isla.

Este viaje, agregó, “apunta a entrar en el proceso de construcción de una nueva relación”, incluido el comercio agrícola.

Ubicada a menos de 200 km de Estados Unidos, Cuba importa anualmente más de US$2,000 millones en alimentos, que representan el 80% de su consumo, y la agricultura, un sector declarado “estratégico” por el presidente Raúl Castro en 2008, sigue siendo la asignatura pendiente de la economía cubana.

Regresaré a Washington con la esperanza de encontrar con tiempo los medios (...) para lograr una presencia más permanente aquí, en Cuba”. Thomas Vilsack, 
secretario de Agricultura de Estados Unidos.

Debido a las restricciones del embargo, vigente desde 1962, Cuba no puede hacer ventas a su vecino y solo desde 2001 puede adquirir en ese país alimentos y medicinas, que debe pagar por adelantado mediante complicadas transacciones bancarias y utilizar barcos extranjeros autorizados por Estados Unidos.

Más allá del embargo, cuyo levantamiento ha pedido la administración de Obama al Congreso de su país, dominado por la oposición republicana, Vilsack enumeró una serie de “pasos iniciales” que hay que vencer antes de profundizar los intercambios agrícolas bilaterales.

El crédito

Según el secretario, La Habana y Washington deben discutir el tema de los créditos, tan necesarios para la isla, y al respecto prometió explorar la “flexibilidad” de las medidas restrictivas estadounidenses.

Vilsack también subrayó la necesidad que tienen Cuba y Estados Unidos de intercambiar experiencias sobre “las plagas y enfermedades” que atacan sus cultivos, poniendo en contacto a especialistas de los dos países, así como a científicos y universidades.

Pese al embargo, el comercio entre los dos países fue de US$390 millones en 2014, según cifras oficiales cubanas.

El secretario de Estado, John Kerry, y de Comercio, PennyPritzker, visitaron la isla en agosto y octubre pasados, respectivamente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus