•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sus negocios no son nada compatibles, pero los desafíos para establecerse como emprendedores juveniles y su secreto (la perseverancia) es un denominador común en todos.

Jóvenes contaron su experiencia de emprendedores la tarde de ayer lunes en el “V Congreso Nacional de Jóvenes Emprendedores y Líderes”, que impulsó el Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), en que participó la embajadora de los Estados Unidos en Nicaragua, Laura F. Dogu.

Dogu destacó la importancia del apoyo al emprendimiento juvenil para insertar a los jóvenes en la actividad económica del país.

“El futuro económico de Nicaragua es mucho más prometedor con el trabajo que ustedes están realizando”, dijo Dogu a los jóvenes.

“Nos satisface ser parte de alianzas y organizaciones de emprendimiento juvenil en Nicaragua y continuaremos apoyando el trabajo que realizan”, aseguró la embajadora estadounidense.

Motivación

Asimismo, la diplomática hizo ver que los emprendimientos juveniles son un reto para el país, en vista que hay que ver cómo insertar a esos jóvenes dentro de la vida económica.

Keylin Pérez, una de las jóvenes emprendedoras, expresó que una de sus principales motivaciones fue “ser su propia jefa”, por lo que decidió fundar su propio negocio, “Coquitos Cóctel”, en Masaya, donde innovó con una fusión de cocteles de mariscos y uno de licor. “A mí siempre me ha encantado ser mi propia jefa y darle oportunidad a otros jóvenes como yo”, indicó.

Por su parte Abraham Sánchez fundó hace cinco años una compañía que desarrolla software y páginas web, conocida como Cocomsys, en la que, refirió, pone en práctica estrategias como las de Google.

Sánchez señaló que en el país hay una cultura de castigo a las equivocaciones. En su empresa, dijo, en referencia a su equipo de trabajo, “tienen derecho a equivocarse, porque eso quiere decir que están tratando de hacer algo distinto (innovador)”.

Agregó que en la compañía tienen una mentalidad similar a la que implementa la empresa Google u otra compañía semejante, en la que permiten que sus equipos piensen de forma distinta y tengan un tiempo suficiente “para hacer eso que a ellos les apasiona realmente”.

René Vaughan, propietario de la empresa Incyde, brinda capacitación en materia de desarrollo. 

Insistir e insistir

El camino de los emprendedores no ha sido fácil, según manifestaron al público. En esto coinciden.

“Es un camino donde muchas veces tenemos que experimentar, equivocarnos, pero lo importante del emprendimiento es no desistir”, recomendó Vaughan, quien en su momento se planteó abandonar la idea de negocio, pero no lo hizo.

La historia de Abraham Sánchez no es muy diferente.

Se sentía intimidado, al ser un joven emprendedor de apenas 21 años, al hablar con gerentes de grandes empresas.

Pérez consiguió una gran ovación del público cuando contó que empezó su coctelera sin saber nada de cocina, ya que según lo expresa se volvió uno de los cocteles más famosos de Masaya, “es una de las grandes cosas del emprendimiento”, manifestó la joven.

Lubela Parrales, otra joven emprendedora, llamó a sumarse al cambio que está experimentando el mundo y recomendó a los emprendedores nunca dejar de aprender y mejorar. 

Unificar esfuerzos

La presidenta del programa Emprendedores Juveniles del INDE, Alina Sálomon, apuntó que una acción pertinente para facilitar el acceso a financiamientos es que se unan todas las instituciones civiles, privadas y gubernamentales que hasta el momento lo han otorgado de una u otra forma.

(Con la colaboración de Leyla Jarquín).

  • 43 mil personas se han visto beneficiadas por el programa de Emprendedores Juveniles del INDE, en los últimos 23 años en Nicaragua.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus