•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua habría dejado de recaudar entre el pasado domingo y ayer martes alrededor de C$20 millones en el paso fronterizo de Peñas Blancas (frontera con Costa Rica), según lo informó el titular de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), Eddy Medrano, en declaraciones a medios oficialistas.

Más de 600 camiones de carga se encuentran varados a ambos lados de esta frontera, después de que miles de migrantes cubanos con destino a Estados Unidos fueron lanzados por Costa Rica hacia la frontera con Nicaragua y se apostaron en territorio costarricense impidiendo la circulación de vehículos y pasajeros.

Medrano afirmó que en ese puesto fronterizo se recaudan entre C$5millones y C$8 millones diariamente, por las cargas que circulan con destino a Nicaragua y otros países de la región.

La frontera de Peñas Blancas es una de las principales puertas de acceso y salida de mercancías exportadas e importadas por Nicaragua.

Según la DGA, el valor de las mercancías que entraron entre enero y junio de este año por ese puesto fronterizo al país ascendieron a US$289.1 millones, mientras que en ese mismo período, los productos exportados alcanzan un valor de US$296.7 millones.

Afectaciones para el transporte

El sector de transporte de carga es uno de los más afectados por ese problema, según Rigoberto Mendoza, vicepresidente de la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN).

Mendoza refirió que hay camiones en esa frontera que tienen entre dos y tres días de estar estacionados, porque no han podido llegar hasta la frontera a hacer sus trámites.

“Ahí hay filas grandísimas (...) Estimamos que hasta ayer (lunes) había entre cinco y seis kilómetros de fila de camiones en territorio costarricense. A este lado (Nicaragua) era casi igual”, describió el vicepresidente de la ATN.

Mendoza estima que debido a la problemática de los migrantes, los camiones tardarán unos ocho días más de lo normal para pasar la frontera.

El costo de mantener un camión varado en una fila en la frontera es de US$100 por día, aseguró el empresario de transporte de carga del país, subrayando que en ocho días este costo ascendería a US$800.

Mendoza también manifestó que las empresas de transporte tienen cargas que iban a mandar en estos días, pero prefirieron no enviarlas, debido a esta misma problemática.

“Las pérdidas económicas son tremendas. Imagínese que las fábricas no reciben sus materias primas a tiempo (…) Es un problema serio”, expresó.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), hizo un llamado a resolver el problema el pasado lunes, por el efecto negativo que está ocasionando en la economía.

“Aquí estamos hablando de carga nicaragüense, de carga tica, de carga centroamericana que pasa a través de Peñas Blancas. Tenemos kilómetros de contenedores de acuerdo con el monitoreo que acabamos de realizar en este momento”, dijo Aguerri, según una comunicación oficial del Cosep.

Baja flujo migratorio

Sobre el tema de la migración en general por la frontera sur, el viceministro de Gobernación de Nicaragua, Luis Cañas, informó que el flujo migratorio se ha reducido en un 80% en Peñas Blancas.

Cañas refirió que por este puesto entran 4,000 personas diariamente, entre nacionales y extranjeros, pero ahora solo lo están haciendo 200 personas.

Ayer martes, los pasajeros que iban a Costa Rica o los que viajaban de ese país a Nicaragua tuvieron que transbordar para llegar a su destino.

Danilo Montero, administrador de Tica Bus en Nicaragua, dijo que los buses no pudieron pasar, “los autobuses que van de Managua a San José los devolvemos con la gente que viene de San José hacia Managua, y viceversa”, explicó Montero.

El pasado domingo, Tica Bus se vio obligada a regresar tres buses que iban de Managua a San José; al tiempo que se regresó otro bus que venía de la capital costarricense a Managua.

Por su parte, Enrique Quiñónez, propietario de Nicabus, dijo que esa empresa también resultó afectada el pasado domingo. Asimismo, los clientes de Nicabus también tuvieron que transbordar ayer.

“La clientela está consciente que no es nuestro el problema. Lo único es que están caminando alrededor de un kilómetro”, contó Quiñónez.

  • 100 dólares por día es el costo por cada camión detenido en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus