•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La cesta petrolera venezolana de crudo y derivados cayó esta semana a su cotización más baja en los últimos siete años, con un precio promedio de 34,46 dólares por barril, a poco más de dos semanas de una crucial elección legislativa.

El petróleo venezolano cayó 7,4% con respecto a la semana anterior, al pasar de 37,23 a 34,46 dólares por barril, informó el Ministerio de Petróleo y Minería venezolano en su reporte semanal.

"Los altos niveles de inventarios en los principales centros consumidores siguieron ejerciendo presión en los precios de los crudos durante la presente semana", explicó el Ministerio.

Se trata del valor más bajo desde 2008, cuando la cesta venezolana se desplomó a 28,2 dólares por barril en la semana del 22 al 26 de diciembre, afectada por la crisis económica global.

Esta nueva caída ocurre en la antesala de las elecciones legislativas del 6 de diciembre, en las que serán elegidos 167 diputados de una Asamblea unicameral controlada por el chavismo desde que llegó al poder hace 16 años.

Según varias encuestas, esa hegemonía podría llegar a su fin pues la oposición lidera la intención de voto con una diferencia de 14 a 35 puntos en medio de una fuerte crisis económica y baja popularidad del presidente Nicolás Maduro, quien sin embargo asegura tener un voto "duro" de 40%.

A la fecha el petróleo venezolano tiene un precio promedio de 46,31 dólares para el año 2015. Durante los últimos cinco meses la media anual del crudo venezolano se había acercado lentamente a la barrera de los 50 dólares, la cual bordeó a mediados de julio para luego entrar en una fase de descenso.

En ese contexto el presupuesto venezolano para 2016, actualmente en discusión en la Asamblea Nacional, contempla un precio de 40 dólares por barril de crudo, una reducción de 33% respecto a los 60 dólares fijados en el presupuesto del año 2015.

En 2014 el precio promedio del petróleo venezolano fue de 88,42 dólares por barril.

A lo largo de este año, el gobierno venezolano ha intentado que la OPEP decida un recorte de producción, lo que ha sido rechazado por Arabia Saudita, embarcada en una estrategia de saturación del mercado que deprima los precios y afecte la producción de esquisto, como la de Estados Unidos.

Como parte de esa aspiración, Maduro anunció hace una semana que el próximo 23 de noviembre se reunirá con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Irán en el marco de una cumbre de países exportadores de gas.

Venezuela, que obtiene 96% de sus divisas de las exportaciones petroleras, ha sufrido severamente la caída de los precios del crudo, lo que ha afectado la liquidez para importar productos generándose un fuerte desabastecimiento y alta inflación.

La recesión que enfrenta el país con las mayores reservas de crudo del mundo ha hundido la popularidad de Maduro hasta el 22%, según la firma Datanálisis.

En ese contexto, el heredero político del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) asegura que no reducirá el financiamiento a los programas sociales, en los cuales su antecesor apalancó la aprobación a la llamada revolución bolivariana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus