•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La reducción en el caudal del río Tecolostote y la falta de lluvias, obligó a pequeños y medianos arroceros a disminuir las áreas de siembra, mientras que otros decidieron no sembrar este año.

“Tanto el año pasado como este, llovió muy poco en la zona, el río Tecolostote  no echó agua y todas las siembras que veníamos ejerciendo en ese sector se redujeron hasta en un 80 por ciento, es decir que de mil manzanas que se sembraban, solo unas 200 manzanas se están sembrando actualmente”, señaló el productor Marcos Antonio Sandoval Mejía.

En general unos 30 pequeños productores de arroz que dependen del río Tecolostote no sembraron  y otros redujeron sus siembras en un 40 y 50 por ciento, de acuerdo con autoridades locales.

El arroz se siembra en dos ciclos. La primera inicia en julio y concluye en noviembre, con la cosecha de postrera; la otra siembra comienza en octubre con la preparación de la tierra y termina con la cosecha del ciclo de verano, entre abril y los primeros días de mayo.

El problema lo enfrentan productores de arroz del municipio de San Lorenzo y la agropecuaria La Isla, fuera de la producción de la empresa Altamira.

Reducen áreas

Sandoval indicó que la mediana empresa La Isla siembra alrededor de 500 manzanas, pero en este ciclo de verano solo destinarán unas 100 manzanas.

Apuntó el productor que el año pasado sembró un pequeño lote, pero no logró cosechar,  porque se agotó el agua del río de donde estaba regando y este año ni siquiera sembró.

Agua para ganado

De igual manera, los productores de las costas del lago que siembran arroz con sistemas de riego, por la reducción del caudal, están priorizando el agua para los animales.

“Ya no puedo sembrar, porque tengo poca agua para los animales y no podría sembrar arroz y dejar perecer las vaquitas en el verano, estamos reservando el agua para las vacas”, explicó el productor.

El presidente en Boaco de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag), David Sandoval, habría advertido que el agua del lago se está retirando de la Costa “y entre más se retira es más el costo de llevar el agua hasta los plantíos de arroz, ante esta situación se va bajar la producción”, expuso.

Igual ocurre con lo que se riega con el agua de la presa Las Canoas, señala  el productor y directivo de la Unag.

  • 10 manzanas  de arroz cultivaron productores de la comunidad Belén, de las 300 que utilizaban.
  • 16 manzanas utilizarán en el Ñámbaro para producir arroz de las 50 que usaban.

  • 100 manzanas son las que se destinarán en Miramontes, pese a que antes eran 400.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus