Ricardo Guerrero Nicaragua
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mayoría de las empresas nicaragüenses se muestran preocupadas por no estar preparadas para poder enfrentar la entrada en vigencia de la Ley de Precios de Transferencias a partir del primero de enero del próximo año.

“La mayor preocupación es que como es un tema nuevo nadie está preparado, estamos en pañales y somos el último país de Latinoamérica en tomar en cuenta esta ley y su trascendencia”, indicó Porfirio González,  gerente administrativo financiero de Agrenic, empresa dedicada a la fabricación de concreto y que ayer participó junto a más de 50 empresas nacionales e internacionales en un taller práctico de precios de transferencias.

Adrián Romero, socio director de EFE, grupo consultor, refirió que las empresas nicaragüenses y los mismos funcionarios de Gobierno están preocupados por el tema. “Hay una preocupación general, esta es una materia de gran importancia internacional y que llegará a Nicaragua a partir de enero de 2016”, destacó Romero, de la firma de consultoría de negocios de origen mexicano que tiene presencia internacional. 

Los precios de transferencias surgen como consecuencia de la globalización y el intercambio de bienes y servicios entre empresas de un mismo grupo, denominadas partes relacionadas. En Nicaragua desde diciembre de 2012, la Asamblea Nacional aprobó la Ley 822, Ley de Concertación Tributaria, la cual entre otros aspectos novedosos y de fortalecimiento de la inspección fiscal contiene artículos que vienen a normar por primera vez en el país el tema de los precios de transferencias.

“Ahorita ninguna de las empresas nicaragüenses está debidamente preparada para asumir este reto, que es poder implementar estudios de precios de transferencias para declarar apropiadamente al fisco”, reveló Silvio Pastor, de RSM Solís Ibarra Consultores. 

DGI puede hacer ajuste 

Para el especialista de RSM Solís Ibarra Consultores, si la ley entra en vigencia y las empresas no cuentan con sus estudios de precios de transferencias, estarán expuestos a que la Dirección General de Ingresos (DGI) les haga un ajuste tributario a las cifras declaradas en sus estados financieros y esto podría ser en detrimento de la empresa. 

“Las empresas deben determinar apropiadamente una estrategia fiscal que le lleve a declarar el impuesto correspondiente en Nicaragua, sin tomar estrategias fiscales muy osadas que les permitan quedar expuestos ante una revisión tributaria”, expresó el especialista de RSM Solís Ibarra Consultores. 

Adrián Romero, socio director de EFE, indicó que si las compañías no se preparan adecuadamente podrían enfrentar multas millonarias una vez que la autoridad tributaria empiece a hacer uso de sus facultades con la entrada en vigencia de la Ley de Precios de Transferencias. 

En todos los países de Centroamérica ya entró en vigencia la Ley de Precios de Transferencias, el último en hacerlo fue Honduras en el año 2014 y el primero fue El Salvador en 2010. 

Precios de transferencias 

Los precios de transferencias son los valores fijados en las transacciones internacionales entre personas o entidades vinculadas fiscalmente. El precio de transferencia, dentro del marketing empresarial, es el precio que pactan dos empresas que pertenecen a un mismo grupo empresarial o a una misma persona. Mediante este valor se transfieren mercancías, servicios, beneficios, etc., entre ambas empresas. Una puede venderle a la otra a un precio diferente al del mercado, superior o inferior a dicho precio. Esto indica que el precio de transferencia no sigue las reglas de una economía de mercado, es decir, no siempre se regula mediante la oferta y la demanda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus