•   Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El primer promotor del turismo en Nueva Segovia fue monseñor Nicolás Antonio Madrigal y García (1898-1977/ 52 años de párroco en Ocotal), fundador de la  “Sala de Exposiciones”, un pequeño museo que aún conserva vestigios de la historia de Ciudad Antigua u otrora Ciudad Nueva Segovia, reasentada aquí en 1611. Su propósito era atraer turistas.

Ciudad Antigua es un clásico atractivo del turismo, enmarcado en la Ruta del Café. El turismo sacro, principalmente, se verá potenciado con la reciente pavimentación del trayecto carretero de 4.5 kilómetros que une la pequeña población con la troncal principal que intercomunica con los demás municipios del departamento.Restaurante El Mirador, Quilalí.

Decenas de promesantes suelen llegar frecuentemente para venerar a la imagen del Señor de los Milagros, siendo el 20 de enero la fecha pico, cuando sus calles se colman con miles de promesantes que llegan de diferentes pueblos de Las Segovias, incluso de vecina república de Honduras. Y así, Ciudad Antigua se convierte en el primer ícono turístico del departamento.

TURISMO CON AROMA DE CAFÉ

Según Douglas Almendárez, empresario del turismo y miembro de la Cooperativa de Servicios Múltiples para el Desarrollo del Turismo en Las Segovias (Coodetur), este departamento comenzó a desarrollar esta actividad económica a finales de la década de 1990, con la creación de la primera oficina del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) en el departamento.

“El turismo ya se desarrollaba en Nueva Segovia, pero es a partir de la creación de estructuras como la primera oficina de Intur, que comienza a tomar interés en esta actividad económica, que poco se reconocía”, determinó Almendárez.

Añade que posteriormente, a inicios de 2010, el café de Nueva Segovia sobresale en el “rankin” de los certámenes de la Taza de la Excelencia, ocupando los primeros lugares.

“Entonces aparecen algunos japoneses, chinos y taiwaneses en busca de café, y comienza la alianza público-privado en las exportaciones de café y en una relación directa productores y compradores, además, con los medios turísticos al alcance como hoteles, restaurantes, transporte y las fincas propias”, expuso.

Carroza de feria del maíz en Jalapa.El departamento de Nueva Segovia trascendió las fronteras, al ser reconocido como un nido de los café gourmet o especiales. Asimismo, se sumó a la misma línea la artesanía cerámica y de madera, fincas agroforestales, sitios históricos y paisajísticos, montañas altas, cascadas y aguas termales.

El programa de la Ruta del Café, iniciado en 2007 con financiación del Gran Ducado de Luxemburgo y recursos nacionales, robusteció al turismo neosegoviano como un rubro más en la economía departamental. Los números que brinda la delegación del Intur en 2015 revelan el impacto en el desarrollo del sector. En 2008, la cantidad de firmas turísticas registradas era de 70 y en la actualidad es de 562, que generan unos 600 empleos permanentes.

También el departamento ha incrementado su capacidad hotelera. Datos en manos de Coodetur indican que existen 55 hospedajes en 7 de los 12 municipios, con una capacidad total de alojamiento para 894 personas. Lo que hace falta es configurar un sistema estadístico que cuente la cantidad de turistas locales, nacionales y extranjeros que visitan los atractivos, señala Almendárez.

Agregó que hace falta aprovechar el paso fronterizo de Las Manos por donde ingresa al país un grueso significativo de turistas centroamericanos. “Nuestra demanda es del Sur hacia el Norte, pero no hemos podido capitalizar ese cruce”, señaló. Pero augura una mejor oportunidad con la modernización de la infraestructura que en la actualidad el Gobierno realiza en el cruce fronterizo.

LOS CIRCUITOS TURÍSTICOS

El sector turístico neosegoviano sigue creciendo exponencialmente, dice Anfer López, delegado de Intur en Nueva Segovia. Intur y los gabinetes municipales de turismo han organizado 7 circuitos.

CIRCUITO 1

Está enfocado a la ciudad de Ocotal, “capital de los cafés especiales”, con un centro histórico con estructura neocolonial; un parque jardín, considerado como uno de los mejores del país y con edificios y sitios que fueron escenarios durante la guerra del general Augusto C. Sandino contra la ocupación estadounidense.

CIRCUITO 2

Excursión por Dipilto, con “montañas con olor a pinos y sabor a café”, pasa por la hacienda San Fabián, con una de las historias emblemáticas de la guerra contra la dictadura somocista. Cruza el pintoresco pueblo de Dipilto, con sus alrededores erizados de pinos, el Santuario de la Virgen de la Piedra o de Guadalupe, centros de catación de café; haciendas cafetaleras, artesanía de pino y restaurantes en la zona erizada de pinares.

CIRCUITO 3

Un recorrido de dos días por los municipios de Macuelizo y Santa María, donde el turista podrá disfrutar de un baño en aguas termales, escudriñar lavaderos y túneles de explotación de oro, miradores naturales, fincas forestales, cuevas, curiosidades que ofrece la naturaleza, petroglifos indígenas, y conocer las ruinas de la Villa Santa María de la Buena Esperanza, primer asentamiento español en la zona.

CIRCUITO 4

Abarca Mozonte para apreciar la cultura indígena, la artesanía de barro, centros religiosos, reservas forestales de la serranía Dipilto-Jalapa, donde se encuentra el cerro Mogotón, el más alto del país. También montar un caballo en el Cortijo San Ignacio. Ciudad Antigua con su templo religioso antiguo, moliendas de caña. En San Fernando, el parque y su iglesia; saltos de agua, aguas termales y fincas agroforestales para estudiar el bosque.

CIRCUITO 5

Para visitar el fértil valle de Jalapa, también con sus templos religiosos, artesanías, centros de estudios agropecuarios, cultivo de flores tropicales, fincas tabacaleras, montañas de nebliselva con cultivos de café, caídas de ríos, aguas termales y sitios arqueológicos y en septiembre para gozar la feria del maíz.

CIRCUITO 6

Comprende un sabroso recorrido por Jícaro, con pasos en moliendas de caña para procesar azúcar morena, cooperativas agropecuarias y su ciudad amistosa. También seguir los pasos del general Augusto C. Sandino desde las Minas de San Albino y el cerro El Chipote. En Murra, buscar oro en los ríos con los güriseros, tomar gráficas desde miradores naturales y sin faltar un refrescamiento en el Salto El Rosario, en una selva con abundante fauna.

CIRCUITO 7

En él están Quilalí y Wiwilí, cruzados por el majestuoso río Coco, por donde está otro sendero hacia el cerro El Chipote, que abre una travesía por los cerros de Chachagua y Ventillas. Cerca del pueblo de Quilalí están las ruinas del primer asentamiento de Ciudad Nueva Segovia, coetánea con las ciudades de Granada y León.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus