•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La primera parada es en los “hervideros” de San Jacinto,  una comunidad del municipio de Telica, León. El calor hace que el visitante sude a chorros. Ahí decenas de cráteres permiten contemplar el burbujeo de lodo, dióxido de carbono, entre otros gases provocados por el magma que calienta el agua que corre bajo la superficie terrestre.

Este cinco de diciembre un grupo de turistas acampan en un pequeño establecimiento que ofrece habitaciones y comida típica. Han dejado sus bolsos y por la mañana emprendieron un viaje hacia el volcán Telica -uno de los más activos, con altura de 1,061 metros- o lo más cerca posible que se pueda, pues las últimas explosiones han obligado a las autoridades impedir la escala hasta el cráter del coloso.

“A los turistas europeos y norteamericanos, principalmente, les encanta escalar volcanes, emprender caminatas, descansar, dormir en sus faldas y deslizarse por tablas de madera en empinadas laderas”, aseguró el empresario turístico, Enrique Zamora, de la tour operadora Nicarao Tours and Travel.

“Los volcanes Telica, Cerro Negro y Momotombo, reciben cada año la visita de al menos 40,000 turistas extranjeros”, informó Zamora, quien además es un férreo promotor de “Aventuras Maribios”, una ruta que va desde el volcán Telica hasta la isla de Momotombito, vecina del Momotombo.

La segunda parada del paseo es en el Cerro Negro, el volcán más joven de Centroamérica y uno de los más activos de Nicaragua. En esa montaña los más aventureros practican “sandboarding”, un deporte extremo que consiste en descender, a bordo de una tabla estilo surf, sobre el suelo oscuro de ese coloso de 728 metros sobre el nivel del mar.

Una visita a León Viejo

La última parada es la visita a las ruinas de León Viejo, una comunidad del municipio de La Paz Centro. Ciudad fundada por los españoles en Nicaragua en 1524 y en ella descansan los restos  de fray Antonio de Valdivieso, un obispo que defendió a los indios de la explotación colonial.

Esa ciudad fue trasladada a su sitio actual en 1610 tras una erupción del volcán Momotombo, que inició un proceso eruptivo el pasado martes, cuando estaba bajo administración de la corona española, recordó Zamora.

Zamora destacó la importancia de la historia de León Viejo, donde llegaron muchos personajes a conquistar otras tierras como Hernando de Soto, quien arribó con la expedición de Francisco Hernández de Córdoba en 1524 y en 1530 se unió a Francisco Pizarro en la conquista de Perú.

Frente a la entrada de las Ruinas de León Viejo se encuentra el Parque de Aventuras Los Maribios, que cuenta con una réplica de todos los volcanes de la cordillera Los Maribios. Zamora agregó que el sitio está siendo remodelado y para el próximo año estará listo un monumento a Rubén Darío.  La idea que tiene el empresario es que estudiantes de colegios y universidades visiten el lugar para que conozcan más de los atractivos que ofrece esta región de Nicaragua.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus