•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, convocó a banqueros y ejecutivos de multinacionales para conformar un gabinete en el que, según ha dicho, primó el profesionalismo y la confianza, pero que representa un guiño a los mercados financieros.

Él será el primer presidente de Argentina formado enteramente en instituciones educativas privadas como la mayoría de sus 20 ministros.

El economista Alfonso Prat-Gay (50 años), exejecutivo del banco JP Morgan en Londres, quien estará al frente del estratégico ministerio de Hacienda y Finanzas, es definido como un liberal heterodoxo.

Macri estudió en el exclusivo colegio Cardenal Newman, se graduó en Economía en la Universidad Católica Argentina (UCA) y obtuvo posgrados en la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos).

También estuvo al frente del Banco Central (2004) nombrado por el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003) y confirmado por Néstor Kirchner (2003-2007).

Gustavo Lopetegui, actual presidente de la aerolínea LAN Argentina y exempresario supermercadista, será el coordinador del gabinete económico formado por seis ministerios.

En la cartera de Finanzas estará Luis Caputo, con trayectoria en Wall Street y exejecutivo del Deutsche Bank en Nueva York y en Buenos Aires.

Su primera misión será iniciar un diálogo para resolver el conflicto judicial por una deuda con fondos “buitre” (especulativos) en Nueva York.

En Energía y Minería, Macri designó al expresidente de la petrolera angloholandesa Shell Argentina, Juan José Aranguren, quien hizo toda su carrera en esa compañía donde ingresó en 1979 como pasante y se retiró a mediados de este año.

Declarado en contra de proseguir un esquema de subsidios energéticos, sus ideas son bien vistas por el mercado que clama desde hace años por sincerar las tarifas.

Al frente del Banco Central de Argentina, Macri propone a Federico Sturzenegger, economista, diputado y expresidente del comunal Banco Ciudad. Es un egresado del instituto MIT de Boston (EE.UU.) de perfil liberal en línea con el Ejecutivo.

En el Ministerio de Trabajo designó a Jorge Triaca, también egresado del exclusivo Cardenal Newman y licenciado en Economía en la Universidad de San Andrés.

Hijo del fallecido dirigente sindical del mismo nombre que también ocupó la cartera laboral bajo el gobierno de Carlos Menem (1989-1999), Triaca quiere promover paritarias (acuerdo salariales anuales entre empresas y empleados) con base en la productividad, lo que puso en guardia a las centrales sindicales.

En la cancillería, Susana Malcorra (61 años), es exjefa de gabinete del secretario de la ONU, Ban Ki-moon. Se integró a la ONU en 2004 tras 25 años en la actividad privada, en empresas como IBM y Telecom Argentina.

El Ministerio de Transporte lo ocupará Guillermo Dietrich, economista y empresario del rubro automotor, en tanto al frente de Agricultura estará Ricardo Buryaile, exempresario ganadero.

En el Ministerio de Producción fue nombrado Francisco Cabrera, exdirectivo de la multinacional Hewlett Packard y del banco HSBC. Comandó fondos de pensiones privados y fue director ejecutivo del diario La Nación.

El ministro del Interior será Rogelio Frigerio, un economista con amplia trayectoria en instituciones financieras públicas y alto perfil político.

La sorpresa fue la inclusión de un rabino, Sergio Bergman, al frente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y la continuidad de uno de los ministros de Kirchener, Lino Barañao al frente de Ciencia y Tecnología, impulsor de la repatriación de centenares de científicos y quien puso en órbita los dos primeros satélites argentinos en la región.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus