•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Honduras enfrenta una “catástrofe forestal” debido al daño causado por el gorgojo a los bosques, principalmente de pino, que hasta ahora se expresa en más de 400,000 hectáreas afectadas y pérdidas de unos 223.4 millones de dólares, alertaron hoy expertos y funcionarios reunidos en Tegucigalpa.

“Estamos atravesando una verdadera catástrofe forestal”, dijo a Acan-Efe el subdirector ejecutivo del hondureño Instituto de Conservación Forestal (ICF), Ángel Matute.

Explicó que el cambio climático “es una realidad” y es la causa principal que ha “contribuido a que se desencadene este ataque masivo de la plaga del gorgojo de pino, sin precedentes en la historia de Honduras”.

El insecto ha destruido este año más de 400,000 hectáreas de pinares en Honduras, que han dejado pérdidas por unos 5,000 millones de lempiras (223.4 millones de dólares), señaló Matute.

Los departamentos de Olancho (oriente), Yoro (norte), Santa Bárbara (occidente), Francisco Morazán y Comayagua (centro), son las regiones donde se concentra el 92 % de afectación del insecto, precisó.

Cambio climático

El funcionario indicó además que el gorgojo se está “comportando de una manera diferente a la tradicional” por la sequía y la ola de calor que ha venido sufriendo el país en los últimos meses como parte de los efectos del calentamiento global.

“El cambio climático es irreversible”, por ello es necesario que Honduras le apueste a “la adaptación y mitigación, tenemos que ser creativos”, subrayó Matute, quien este miércoles participó en un foro sobre este problema.

Resaltó que Honduras es el tercer país del mundo más vulnerable a los fenómenos naturales, como la sequía o excesos de lluvia, solo superado por Mozambique y Haití.

El Gobierno hondureño creó en agosto pasado, con apoyo de la comunidad internacional, una Comisión Interinstitucional para erradicar la plaga del gorgojo descortezador, enfatizó el funcionario.

La comisión la integran varias instituciones del Gobierno que preside Juan Orlando Hernández y la cooperación internacional, como la Unión Europea, Alemania y Estados Unidos, añadió.

Operación

El organismo, con apoyo de militares hondureños, ejecuta una operación de corte de árboles afectados con el fin de detener el paso del gorgojo a otras especies, así como medidas de prevención en árboles sanos.

Honduras, un país forestal con una extensión de 112,492 kilómetros cuadrados, pierde de 60,000 a 80,000 hectáreas de bosques cada año por la tala ilegal y los incendios, muchos de ellos causados por el hombre, según las autoridades locales.

El control de la plaga del gorgojo, junto al cambio climático, es el principal reto que tiene la humanidad, dijo a Acan-Efe el director para Centroamérica y el Caribe de Croplife Latin América, Martin Zuñiga.

“El gorgojo es una plaga más y las plagas son uno de los principales retos, junto con el cambio climático, que tiene la humanidad hoy en día para conservar los bosques”, subrayó.

Expresó además su “preocupación” porque este insecto puede llegar a destruir un bosque en pocos años debido a que es “sumamente agresivo”.

Zuñiga indicó que este problema requiere “una estrategia integral” que involucre no solo el ataque a la plaga, sino acciones contra el cambio climático.

De no controlarse esta plaga, el impacto para Honduras puede “ser gigantesco, empezando por el daño ambiental que se produciría por la pérdida del bosque y a eso le sumamos el daño económico sobre las maderas y el impacto que deriva en temas climáticos”, explicó el ejecutivo de la asociación Croplife Latin América.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus