Acan- Efe
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El director del Banco Mundial (BM) para Centroamérica, el español Humberto López, aseguró que el reto económico que se le plantea a Centroamérica es tener “la ambición” suficiente para disponer de tasas de crecimiento mucho más altas que favorezcan al desarrollo de la región.

“Centroamérica tendría que tener la ambición de tener tasas de crecimiento mucho más altas”, proclamó enfático López durante una entrevista con Acan-Efe en las oficinas del Banco Mundial en Guatemala.

Haciendo un balance y una revisión de la economía en este año, el economista manifestó su satisfacción por los logros alcanzados, que permiten “ser optimistas” no solo para este ejercicio, sino también para el próximo, donde Centroamérica experimentará las tasas de crecimiento más altas de los últimos 4 años.

Beneficios

Contrariamente a lo que ha sucedido en Latinoamérica, que se ha visto afectada por la baja de los precios de las materias primas y por la desaceleración de China, la región Centroamericana se “ha beneficiado” y ha aprovechado, además, la mejora de la economía norteamericana, el primer mercado del istmo.

“Latinoamérica espera tasas de crecimiento de 0 o incluso negativas, en el caso de Centroamérica hablamos de tasas de crecimiento positivas y, en algunos casos, como Panamá, muy cerca del 6 por ciento”, manifestó el directivo, que fue nombrado el 1 de julio de 2013 como director de la institución para la región.

López, gran conocedor de Centroamérica, ya que durante 2008 y 2011 fue economista jefe en el istmo también para el Banco Mundial, profundizó que además de un crecimiento del 6 por ciento para Panamá, se espera que Nicaragua crezca un 5, Costa Rica, Honduras y Guatemala un 3.5 y El Salvador, que históricamente ha tenido porcentajes más bajos, lo hará en un 2.5 por ciento.

Inseguridad

En su opinión, algunos de los factores que influyen en que El Salvador continúe en esta línea son los altos niveles de crimen y violencia que “afectan negativamente al clima de inversiones” y que aumentan “la tentación” de los jóvenes de caer en una pandilla o en el narcotráfico por la falta de oportunidades y de empleo.

No obstante, reconoció que las tasas de la región son “mucho más altas” de las que se observan en Sudamérica, un hecho positivo que, sin duda, hay que elogiar.

Para seguir por esta senda del crecimiento, López ve en la unión económica centroamericana una forma de continuar con el progreso, ya que constituiría una economía mucho más grande con posibilidad de especializarse.

“Cualquier progreso que se pueda hacer para avanzar con la integración centroamericana yo creo que sería más que bienvenido, no solo por una cuestión política, sino también por motivos puramente económicos”, señaló el economista, de origen vasco.

Aún así, reconoció que durante los últimos años los progresos en este sentido han sido “casi mínimos”, pero no dudó en indicar que Centroamérica, junto con la Unión Europea, es una de las regiones donde ha habido más integración, un hecho “que no podemos obviar”.

Casi el 97 de los productos que circulan por los países pasan sin ningún tipo de arancel, “esas son buenas noticias”, aunque el otro 3 por ciento, es cierto que son productos que tienen un gran volumen comercial.

“Las integraciones comerciales tienen muchos ganadores, algún perdedor”, y es “complejo” buscar mecanismos para que todo el mundo apoye este paso, como se prevé que suceda, más pronto que tarde, entre Guatemala y Honduras.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus