•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó hoy un 3,10 % y cerró en 35,62 dólares el barril, por primera vez por debajo de los 36 dólares desde hace casi siete años.

Al final de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en enero retrocedieron 1,14 dólares respecto al último cierre.

Por su parte, el crudo Brent, de referencia en Europa y en los mercados globales, cerró hoy con una caída del 4,53 %, en 37,93 dólares el barril, en mínimos no vistos desde diciembre de 2008.

La caída de hoy en los precios del crudo sigue la tendencia de los últimos días por informes que siguen insistiendo en el exceso de oferta en el mercado.

Durante esta semana, el WTI, el crudo de referencia en Estados Unidos, ha perdido un 10,9 %.

[Te interesa: Factura petrolera de Nicaragua bajaría 45%]

La última vez que el WTI cerró por debajo de los 36 dólares fue el 18 de febrero de 2009, semanas después de que estallara una grave crisis financiera. Al día siguiente, sin embargo, recuperó valor y terminó en 39,48 dólares el barril.

El descenso de los últimos días está ligado a la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en su reunión semestral del pasado 4 de diciembre, cuando decidió no aplicar un recorte en la producción, como pedían algunos miembros.

Unido a ello, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) dio cuenta hoy de que para 2016 que viene se espera un aumento en la demanda de crudo a un ritmo más lento que el registrado este año.

Para el año próximo, la AIE prevé que la demanda aumente a un ritmo de 1,2 millones de barriles suplementarios por día, para alcanzar los 95,8 millones.

Esa cifra, según la AIE, supone una "notable ralentización" respecto al pico registrado en el tercer trimestre de 2015.

Además, la firma privada Baker Hughes anunció hoy que el número de plataformas petrolíferas en Estados Unidos tuvo un nuevo descenso semanal, de 21 unidades, hasta las 524 plataformas operando actualmente.

Esa cantidad representa la tercera parte de las 1.546 plataformas que estaban activas hace un año para estas fechas.

No necesariamente la reducción en el número de plataformas tiene un impacto en la producción de crudo, porque puede tratarse de yacimientos que estaban caducos, y los que están operando ahora pueden tener mayores niveles de extracción.

De hecho, según datos del Departamento de Energía cerrados en septiembre pasado, el último dato mensual disponible, la producción de crudo en EE.UU. alcanzó los 9,39 millones de barriles diarios, con un aumento del 4,9 % respecto al mismo mes de 2014.

El jueves, el WTI había cerrado también en mínimos anuales, con un descenso del 1,08 %, después de que se conociera que los países de la OPEP continúan bombeando petróleo a un mercado con exceso de oferta.

Según su informe mensual sobre la situación del mercado, los doce socios de la OPEP bombearon en noviembre una media de 31,7 millones de barriles diarios, 1,7 millones más que la cuota oficial pactada y no alterada desde hace cinco años.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en enero terminaron sin apenas cambios, en 1,28 dólares el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes bajaron 8 centavos, hasta 1,15 dólares el galón.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en enero, también de referencia, bajaron 3 centavos hasta 1,99 dólares por cada mil pies cúbicos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus