•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tu suerte y la de los demás está en bolsita con varios nombres. Todos los papelitos empiezan a dar vuelta y ¡zas! te dicen quién es tu amigo secreto. A partir de ese momento empezás a quebrarte la cabeza pensando en qué sí y qué no puede gustarle, por ello queremos ayudarte dándote algunos consejos con los que podés quedar “planchado”. 

Repostería: Un pastelito dejado en el escritorio de tu amigo secreto en el trabajo o una rica galleta con chispas de chocolate entregado a la recepcionista para que él la llegue a traer son delicias que seguro se comerá en el instante y le encantarán. Podés buscar recetas sencillas en internet para ponerte a hornearlas, lo que te permitirá ponerle sus iniciales o dejarlas exactamente como le gustan a quien te tocó. Si está a dieta podés usar endulcorante sin calorías o regalarle pan integral. También podés dejarle una gaseosa o un jugo de su preferencia. Para que el regalo sea más original, podés empacarlo en una caja que vos mismo podés confeccionar. En internet hay miles de opciones. 

Manualidades: Algo personalizado y que lo hayás hecho sin ninguna ayuda siempre será una maravillosa sorpresa. Podés  buscar en línea  para darte una idea acerca de qué es lo que puede gustarle y después irte al mercado a buscar lo que necesitás. La mayoría de los grupos comienzan haciendo una lista de lo que le gusta y no le gusta, así que saber lo que a tu amigo secreto le gusta coleccionar y cuál es su color favorito hará más sencillo seleccionar una manualidad que podés estar seguro que atesorarán.

Para el trabajo: No hay quien no adore los artículos de oficina son pequeños, útiles y te acompañarán por mucho tiempo. Unas lindas notas adhesivas, clips para papel de colores, son regalos simples que podés ir obsequiando a tu amigo secreto antes que se acerque el gran día. Podés husmear por su escritorio para ver qué es lo que realmente necesita, que puede ser una buena pluma, una linda taza, un ratón inalámbrico.  

Artículos perfumados: Es uno de los regalos estrella, que sin duda te dejarán bien parado. Podés indagar con tus compañeros -siempre haciéndolo sigilosamente- acerca de cuál es su fragancia favorita, porque si no conocés sus gustos podés  terminarla “embarrando”. También podés regalar jabones perfumados o esencias para el baño. Ahora muchos jabones cuentan con esencias especiales que son perfectas para relajarse después de un largo día de trabajo o para ayudarte a sentir mejor en la mañana antes de comenzar tu rutina fuera de casa. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus