•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • El Nuevo Diario

Alrededor de 60 equipos fríos recibieron los comerciantes del sector pollo del mercado municipal Ernesto Fernández, en dos etapas a manos de Cargill, cuya inversión es de 34,000 dólares, sin incluir la capacitación que recibieron las marchantas.

Las comerciantes mostraron su agradecimiento por los equipos entregados, ya que vienen a mejorar su situación económica, pues esto servirá para su crecimiento, además que podrán vender en mejores condiciones el pollo a sus clientes.

Ivania del Carmen Gaitán, del sector pollo, es una de las comerciantes que recibió su equipo en esta segunda etapa, donde fueron entregados 29, valorados en 14,000 dólares.

La comerciante expresó que la empresa permite facilidades de pago del equipo en cuotas hasta en 36 meses, pero que esto más bien es una especie de ahorro, porque cuando completen las cuotas podrán adquirir otro equipo a un plazo de dos meses.

“Me siento agradecida porque este es el segundo equipo que he recibido y ahora que me han entregado el equipo. He hecho volumen en la venta de pollo, antes no lo daba, pero ahora el volumen es más y voy creciendo poquito a poco”, dijo Gaitán. 

Xiomara Sequeira, presidenta del sector pollo del mercado, agradeció de antemano la inversión que han realizado en dicho centro de compras y mencionó que esta es la segunda etapa del proyecto, pues en mayo se realizó la entrega de 31 equipos, valorados en 30,000 dólares.

Alcanzar metas

Mientras que Gustavo Payán, representante de Cargill, aseveró que los comerciantes de pollo con estos equipos podrán alcanzar sus metas personales y profesionales.

“El objetivo es generar ese beneficio a ustedes para que en el futuro sean autosostenibles, puedan tener mayor capacidad de almacenamiento, mayor rentabilidad, negocios más controlados, con técnicas de contabilidad, administrativas, de mercadeo que ayuden a la comercialización de ese producto que llegue con toda la inocuidad y seguridad alimentaria a los consumidores de pollo de Nicaragua”, mencionó Payán.

En tanto, Rigoberto Berríos, coordinador del proyecto “Nutriendo al futuro”, financiado por Cargill, refirió que el proyecto está dirigido a contribuir al ejercicio del derecho alimentario, ven el derecho alimentario desde diferentes vías, una de ellas es tener los ingresos para poder asegurar la alimentación.

“Lo importantes es que repercute en la atención al cliente e impacte en la calidad de los alimentos, que los consumidores lleven un producto manejado de manera adecuada e inocuo que van a asegurar una adecuada nutrición”, indicó Berríos.

El coordinador del proyecto agregó que esto es una inversión no solo en equipamiento sino en capital humano, que dará frutos en el futuro y que representa un punto de partida y ser un modelo a seguir en otros mercados de Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus