•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Freddy Sevilla, propietario del restaurante El Oasis, en San Carlos, Río San Juan, está satisfecho con su nuevo biodigestor que le ha brindado múltiples ahorros y beneficios. Se economizó C$10,000 (US$362) sustituyendo  fertilizante químico por abono orgánico, biol. En una primera fertilización a sus cultivos, redujo hasta un 70% el consumo mensual de leña y gas propano, el cual era de más de 2 mil rajas de leña y de 5 cilindros de gas.

Sevilla indicó que instaló el sistema de biogás motivado por una afectación alérgica de su familia, “el médico nos indicó que la causa era el humo de la leña y que no se solucionaría completamente hasta que se eliminara. Solo en medicamentos se invertía en unos C$400 y otro C$200 mensuales,” agregó. 

Un biodigestor es un contenedor cerrado, hermético e impermeable (llamado reactor), dentro del cual se deposita el material orgánico para fermentar (excrementos de animales y humanos, desechos vegetales --no se incluyen cítricos ya que acidifican--, etc.) en determinada dilución de agua para que a través de la fermentación anaerobia se produzca gas metano y fertilizantes orgánicos ricos en nitrógeno, fósforo y potasio, y además se disminuya el potencial contaminante de los excrementos.

Abono orgánico

Según Sevilla, el biodigestor de 40 m2 le proporciona biogás para cocinar durante 29 horas cada día en una cocina de dos quemadores. “Estoy muy contento y satisfecho ya que hay mejor calidad de vida de las personas que preparan los alimentos”, declaró.

El biodigestor del Oasis genera unos 76 baldes de abono orgánico por día, los cuales son aplicados en pastos de corte, aguacate y naranjales. Según Sevilla en dos años podría recuperar la inversión que realizó en el sistema de biogás. “Solo con los ahorros en concepto de compra de gas butano, leña y en la sustitución de fertilizante químico”, explicó Sevilla.

A nivel nacional se estima que unas 500 familias ganaderas han instalado sistemas de biogás con el apoyo del Programa Biogás Nicaragua (PBN) y han mejorado sus condiciones de vida, han incrementado la productividad y han obtenido ahorros significativos al dejar de comprar fertilizantes químicos y leña. El uso de la tecnología del biogás además disminuye los efectos del dióxido de carbono (CO2) que es el gas de efecto invernadero que más influye en el calentamiento global.

El PBN apoya a los productores para que tengan acceso a energía limpia con un bono de incentivos de  US$480, el cual se aplica al costo de la tecnología; realiza un riguroso control de calidad de la construcción y puesta en funcionamiento de los sistemas de biogás, y brinda capacitación y asistencia técnica en los usos y aplicaciones del biogás para fines domésticos y productivos, utilización y aplicaciones del biol, y en Buenas Prácticas Pecuarias.

El PBN es ejecutado por SNV Nicaragua, en alianza con Hivos mediante una inversión de US$6.2 millones aportados por el Fondo Multilateral de Inversión (Fomin), el Fondo Nórdico de Desarrollo (NDF), SNV, Hivos y aportes locales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus