Velia Agurcia Rivas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La discusión sobre el futuro de la tarifa energética que se abordará en enero próximo entre empresarios y Gobierno, incluirá la solicitud del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de redistribuir los fondos destinados para el ahorro energético. 

“Si querés reducir más la tarifa, tenés que trasladar más al ahorro y menos a pago de deuda y otros proyectos. Es un tema que se va a compensar, no quiero que se diga que estamos en contra de los proyectos sociales. Estamos diciendo que tenemos que aprender a pescar y no vivir de que nos regalen pescado”, señaló el presidente del Cosep, José Adán Aguerri.

El líder de la cúpula gremial aseguró que el país debe apostar por la generación de empleo, creación de empresas y atracción de inversión. 

En septiembre, la Asamblea Nacional aprobó la reforma a la Ley de Estabilidad Energética y a la Ley de Variación de la Tarifa Eléctrica al Consumidor, para reducir el precio de la electricidad. 

De acuerdo con la enmienda, el 47% del ahorro será utilizado en reducir la tarifa eléctrica nacional, el 23% irá para programas de combate a la pobreza y con el restante 30% se abonará a una deuda del Estado por subsidiar la factura residencial.

Inicialmente, la distribución fue de 35% para el ahorro y 65% para el pago de deuda y financiamiento de programas sociales. 

Argumento

Para acompañar esta propuesta, la Cámara de Energía de Nicaragua, que se unirá oficialmente al Cosep el 6 de enero, redactó un documento técnico para respaldar la posición de la necesidad de reducir el costo de la tarifa. 

Asimismo, un estudio de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin) revela que para ese sector el país tiene el servicio más costoso de Centroamérica con 22 centavos de dólar por kWh, mientras que en el resto de la región el precio oscila entre 21 y 11 centavos. 

Según Aguerri, a inicios de este año, cuando se discutió la primera reducción de la tarifa, el Gobierno argumentó que la incertidumbre en los precios podría representar un riesgo; sin embargo, “es evidente que todos los pronósticos nos dicen que la energía se va a mantener baja”.

“Si nos comparamos en general, contradictoriamente no tiene el precio de la energía más cara de Centroamérica, porque el 80% de los consumidores está subsidiado”, agregó. 

Recientemente El Salvador y Panamá anunciaron que implementarán ajustes en el precio de la energía para el 2016. 

Por otro lado, el presidente del Cosep indicó que es necesario que la región busque un consenso en torno a esta temática, además de la creación de una política energética para todos los países.

  • 80 por ciento de los hogares recibe el subsidio en la tarifa energética por consumir menos de 150 kWh al mes.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus