•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El contexto económico internacional favorecerá un tanto a Nicaragua en el 2016, a pesar de que el país seguirá resintiendo la caída de los precios internacionales de las materias primas.

“Hay tres mercados importantes para Nicaragua: Estados Unidos, México y la misma Centroamérica. La economía de esos tres países no tienen una desaceleración tan importante como la de China y la de Europa”, opina el economista y docente de la Universidad Centroame-ricana  (UCA), Luis Murillo.

Murillo cree que la desaceleración de las economías de China y de Europa no afecta directamente a Nicaragua.

Sí aclaró que tiene una afectación de forma indirecta, ya que China es un país que demanda mucha materia prima y los principales productos de exportación de Nicaragua son materia prima.

La desaceleración de la economía china repercute en la caída de los precios de los commodities y de esa manera se reduce la generación de divisas para Nicaragua.

“Eso se compensa por el mejor desempeño de esos tres mercados (Estados Unidos, México y Centroamérica) y otros factores como la caída del precio internacional del petróleo, la estabilidad macroeconómica que tiene hoy Nicaragua, etcétera”, explicó el economista y docente universitario.

Hay que recordar que la economía estadounidense se ha venido recuperando en los últimos años. China, la segunda potencia económica del mundo, ya no está creciendo al 10% anualmente, sino que su crecimiento anda entre 6% y 7%; mientras tanto, los países europeos tienen problemas que resolver, como el de la migración de los sirios, y una desaceleración de la economía.

En Estados Unidos se dio un crecimiento de 2.1% del Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre de 2015. En octubre también se daba a conocer la creación 271,000 nuevos puestos de trabajo y un crecimiento sustancial, mejor que lo esperado, de los salarios.

Según prevé el Fondo Monetario Internacional, la economía estadounidense crecerá 2.8% en el 2016; la mexicana en igual porcentaje y la de Centroamérica 4.2%.

América del Sur

Mientras tanto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyectó el pasado 17 de diciembre que el PIB de Estados Unidos tendrá un crecimiento de 2.6%; el de México de 2.6% y el de Centroamérica de 4.3%.

La Cepal cree que Nicaragua puede alcanzar un crecimiento de 4.3% en su PIB en 2016.

Las economías de América del Sur en cambio, según los organismos internacionales, no tendrán un buen año.

La Cepal ha proyectado que las economías de América Latina y el Caribe solo crecerán 0.2% en 2016, en su conjunto. La Cepal admitió en su informe reciente que la región decreció en 0.4% en el 2015, pese a que sus proyecciones iniciales eran de 2.2% de crecimiento.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo en una entrevista con la agencia EFE a inicio de diciembre que muy probablemente las previsiones para 2016 de América Latina que presentará a finales de enero el FMI “tengan una revisión a la baja”.

Ya el FMI había previsto en octubre de este año una caída de la economía latinoamericana de 0.3% en 2015 y una leve recuperación del 0.8% para 2016.

Werner habló de “cuatro países en contracción o crecimientos muy bajos”, entre ellos citó a Venezuela y Brasil, con decrecimiento de -10% y -3 %, respectivamente, Argentina y Ecuador, con un crecimiento probable de “alrededor de 0%”.

Retos

Para Murillo, Nicaragua debería poner en práctica una buena política industrial y mejorar el problema de la tenencia de la tierra en el sector rural para conseguir un mayor crecimiento económico.

Asimismo, dijo que la población de Nicaragua solo tiene en promedio cinco años de escolaridad y se necesitan 11 años de escolaridad para tener un mejor crecimiento económico.

Murillo cree que en 2016 crecerá en más de un 5% la economía de Nicaragua. “Tenemos dos indicadores importantes. El Presupuesto General de la República aumentó en un 12% en nivel de ingresos y en un 14% en nivel de gastos. Por lo general, son tres sectores los que se han priorizado en el presupuesto: salud, educación e infraestructura”, explicó.

“Otra razón es que el precio internacional del petróleo no superará los US$50 por barril (en 2016), lo que representa un ahorro de aproximadamente US$320 millones para el país”, manifestó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus