•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió el pasado 31 de diciembre 1.2%, cerrando la última sesión del año en US$37.04 por barril, es decir US$16.23 menos en relación con los US$53.27 del 31 de diciembre de 2014, para terminar 2015 con una fuerte caída acumulada del 30.4%.

Ese día, al final de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en febrero subieron US$0.44 respecto al cierre del día anterior.

Por su parte, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cerró la última sesión de 2015 en el mercado de futuros de Londres en US$37.10 por barril, lo que representa una caída anual del 34.7% en comparación con los US$56.82 con que concluyó 2014.

Volatilidad

El valor del WTI protagonizó en la última sesión del año una jornada de gran volatilidad en la que estuvo a punto de perder la barrera de los US$36 en la primera hora de cotizaciones, aunque en la recta final remontó posiciones y logró terminar la sesión con ganancias.

Avances que en todo caso fueron un espejismo al concluir un año, el 2015, en el que el petróleo sufrió drásticos recortes provocados por el exceso de oferta en los mercados y la desaceleración en China, el mayor consumidor energético del mundo junto con Estados Unidos.

El petróleo de referencia en Estados Unidos, al igual que el crudo Brent, sigue sin levantar cabeza y encadena de esta forma su segundo año de fuertes pérdidas.

Ya acumulan desde mediados de 2014 una contundente caída, cercana al 70% en esos dos años.

Bolsas de valores

Wall Street seguirá pendiente en 2016 de los dos temas que han obsesionado a los operadores: las decisiones de la Reserva Federal (Fed), de Estados Unidos, de aumentar las tasas de interés, y la caída de los precios del crudo.

El primer tema, de acuerdo con los analistas, seguirá generando volatilidad en el mercado, que vivió jornadas locas durante el año pasado, y que se cree que se repetirán según se vayan aclarando las fechas del calendario.

“La Fed va a inyectar más volatilidad”, afirmó el analista de la cadena CNBC Tim Seymour.

Y con respecto al segundo tema, el desplome de los precios del crudo, no hay mucho que se pueda hacer más que esperar.

Los productores no tienen interés en recortar los suministros para reducir el exceso de oferta, ni las economías mundiales están con la suficiente salud para impulsar la demanda

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus