•   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, anunció ayer que la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá será en mayo próximo con presencia de gobernantes de varios países y pidió a los contratistas cesar los debates mediáticos.

“Alrededor de mayo de 2016, nuestro país volverá a ser sede de un gran acontecimiento internacional cuando inauguremos la Ampliación del Canal, que celebraremos todos los panameños con mucho orgullo junto a un número importante de Jefes de Estado y delegaciones oficiales que visitarán nuestro país, para presenciar este evento histórico”, sostuvo Varela ante la Asamblea Nacional en su informe a la Nación.

Enfatizó que Panamá tiene “la responsabilidad de volver a enviar ese mismo mensaje de paz, diálogo y unidad que mostramos como país anfitrión de la Cumbre de las América (en 2015) y que mantenemos como norte de nuestra política exterior”.

“De manera muy respetuosa, hago un llamado a los contratistas del Proyecto de Ampliación, a un diálogo con la Autoridad del Canal de Panamá, que permita concluir las obras, dejar los reclamos legales en manos de las instancias competentes y evitar las diferencias mediáticas que en nada contribuyen a la imagen de los contratistas, la Autoridad del Canal y la República de Panamá”, expresó Varela.

Problemas atrasan  

El gobernante se refería a los recientes cruces de declaraciones mediáticas entre la Administración del Canal de Panamá (ACP) y Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, responsabilizando al otro de la terminación, o no, a tiempo, de la construcción del tercer juego de esclusas de la vía acuática.

Según el administrador del canal, Jorge Quijano, en algún momento del segundo trimestre de este año se terminará la obra, pero aclaró que una cosa es inaugurarla y otra ponerla en servicio comercial.

La ampliación debió terminarse en octubre de 2014, pero diversos problemas de GUPC la han atrasado, la última una filtración de agua en las nuevas esclusas detectada en agosto pasado que ha obligado a reforzar con acero especial las instalaciones y retrasar su entrega para iniciar las pruebas de navegación.

El gobernante se refirió también a los impactos recurrentes del fenómeno del niño en la Cuenca del Canal de Panamá, que abastece de agua potable a más del 50 % de la población en la ciudad capital.

Por ello anunció que se hace “imperativo que evaluemos la posibilidad de iniciar los estudios para desarrollar la Cuenca Hidrográfica de Río Indio, a fin de garantizar que contemos con el agua necesaria para el consumo humano y el funcionamiento ininterrumpido de nuestra vía interoceánica, que es el principal activo de nuestra nación al servicio de la comunidad internacional y el comercio global”.

Agregó que también “evaluaremos la posibilidad de concesionar la producción de agua potable en la reserva del lago Bayano”, al este de la capital, con la finalidad de incorporarla a la oferta de agua del país.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus