•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para el año 2050, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calcula que la Población Económicamente Activa (PEA) de Nicaragua será de 4.9 millones de personas, de una población total de 7.9 millones de habitantes. Es decir, para ese año el 60% de la población estará en edad de trabajar.

Según la Cepal, la PEA actual de Nicaragua es de 2.9 millones y la población total del país es de 6.26 millones, lo que quiere decir que actualmente el 47.9% de los nicaragüenses están en edad de trabajar, aunque no todos lo hacen.

De acuerdo con el Anuario Estadístico de América Latina y el Caribe 2014, publicado recientemente por la Cepal, para el año 2050, 2.5 millones de hombres y 2.3 millones de mujeres estarán dentro de la PEA. Actualmente ese porcentaje es de 1.7 millones de hombres y 1.1 millones de mujeres.

Honduras, por ejemplo, que actualmente cuenta con una PEA de 3.5 millones de personas, en 2050 serán 7.4 millones las personas en edad de laborar. Costa Rica pasará de 2.4 a 3.2 millones de personas en edad de trabajar; El Salvador, de 2.9 a 4.4 millones; y Guatemala, que en la actualidad cuenta con una PEA de 6.3 millones de habitantes, en 2050 contará con 16.2 millones de personas en edad de laborar.   

La Cepal considera Población Económicamente Activa al conjunto de personas que están dispuestas a aportar su trabajo para la producción de bienes y servicios económicos.

Para Juan Sebastián Chamorro, economista y director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), estos datos indican que la población en edad de trabajar en Nicaragua y en la región crece aceleradamente. “Si tuviéramos una PEA del 60% eso sería ideal para el país, porque vamos a tener más gente trabajando, pero es importante educar bien a esa población y dotarla de las herramientas adecuadas para que sea más productiva”, señaló.

Hasta finales de 2015, la PEA de Nicaragua era de 2.9 millones de personas y cada año se suma un promedio de 100,000 habitantes; sin embargo, para el economista Alberto Ramírez lo ideal sería que esas nuevas personas que se integran a la PEA, también pasen a formar parte de las estadísticas de la Seguridad Social.

Datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) indican que hasta octubre del año pasado existían 795,991 trabajadores afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y el número de afiliados crece a un promedio del 8% anual.

Según el economista Juan Sebastián Chamorro, esto representa un gran desafío para el INSS, ya que actualmente la cobertura es menor al 30% de la PEA.

Hasta el año pasado en Nicaragua el 38% de los ocupados se dedicaba a la actividad agrícola, el 15% a la actividad industrial y el 47% a la actividad económica de servicios.

El Anuario Estadístico de la Cepal proyecta que en 2050 el 66.6% de la población nicaragüense será mayor de 15 años de edad, mientras que en 2014 ese porcentaje fue del 61%. El organismo calcula que en los próximos 40 años la población nicaragüense crecerá en 1,640,000 habitantes, al pasar de 6.26 hasta 7.9 millones.

Esperanza de vida

En el 2050, de acuerdo con el anuario estadístico de la Cepal, los nicaragüenses vivirán más, pues su esperanza de vida promedio será de 79.1 años para ambos sexos; actualmente la esperanza de vida al nacer en Nicaragua es de 72.7 años.

Las mujeres, que en 2014 tenían una esperanza de vida de 75.8 años, en 2050 será de 82.3 años y en el caso de los hombres, que ahora nacen con una esperanza de vivir 69.7 años, en 2050 aspirarán a vivir en promedio 75.9 años, según el organismo internacional.

Juan Sebastián Chamorro sostiene, al igual que la Cepal, que dentro de unos 20 años Nicaragua será un país donde la mayoría de sus habitantes serán niños y ancianos. “Dentro de 20 años la gente que este entre el rango de los 20 y 35 años será minoritaria en este país”, reveló.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus