•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Inversión Extranjera Directa (IED), las remesas y una mayor dinámica del consumo interno debido al ahorro en la factura petrolera, son los factores que impulsaron este año y seguirán impulsando el crecimiento económico de Nicaragua en el 2016.

“En los últimos años hemos sido la economía de la región que más ha crecido y eso se debe a la mayor llegada de inversión y remesas, los que a su vez han fomentado el consumo interno”, explicó el economista y expresidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Mario Arana.

El año pasado Nicaragua recibió US$212 millones menos de ingresos producto de las exportaciones, debido a menores volúmenes exportados y a una reducción en los precios de los principales productos que el país exporta, sin embargo, fue el país de la región que más expandió su Producto Interno Bruto (PIB), solo superado por Panamá.

En 2014, el PIB de Nicaragua creció 4.7%, el de Guatemala 4.2%, El Salvador 2%, Honduras 3.1%; Costa Rica 3.5% y Panamá 6.1%.
Cifras oficiales indican que el año pasado la Inversión Extranjera Directa (IED) que llegó al país fue de US$1,500 millones y las remesas que hasta noviembre sumaban US$1,072 millones es posible que finalicen en US$1,200 millones, una cifra récord.

El economista Arana sostiene que estos recursos vienen a dinamizar al comercio, la agricultura, la construcción, el transporte y al sector financiero, que es uno de los más sanos y sólidos de la región. Además que la disminución en los precios de los combustibles también está estimulando el consumo interno.

Economía diversificada

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dice que “afortunadamente la economía en Nicaragua se ha venido diversificando”.

“Eso hace que las exportaciones no sean el único elemento que realmente sustente el crecimiento de la economía”, explicó Aguerri.

Por otra parte, el líder del sector empresarial del país afirmó que si bien “las exportaciones decrecieron, con una reducción de US$200 millones, las exportaciones están muy por encima de los niveles que se tenían hace cinco años”.

Nicaragua en ese entonces tenía exportaciones de un poco más de US$1,000 millones, sin incluir las ventas de zona franca, mientras que ahora registra más de US$2,500 millones, subrayó Aguerri.

Para el economista Mario Arana el crecimiento de la economía estadounidense también incidirá de manera positiva en el desempeño de la economía nica.

“Eso significa una mayor demanda de nuestros productos, pero no todos los factores son positivos. Venezuela por ejemplo, uno de los principales socios comerciales del país, demandará menos productos porque cuenta con menos recursos económicos”, destacó Arana.

El expresidente del Banco Central sostiene que un 4% es una buena tasa de crecimiento para el país, pero también explicó que ese ritmo de crecimiento está en riesgo.

“Tiene que haber un dinamismo generalizado de todos los sectores de la economía, construcción, comercio, industria y mejorar la productividad, así como crear mejores condiciones para seguir atrayendo más inversión y de esta manera contrarrestar los efectos negativos del sector externo como es el caso de las exportaciones”, manifestó Arana.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus